lunes, 27 de abril de 2009

UN NUEVO ATROPELLO EN CONTRA DE LA LENGUA DE CASTILLA


Santa Ana de los Ríos de Cuenca, Ecuador, abril 27 del año del Señor de 2009

In sollemnitate octava III Dominica Paschali

Ing. Marcelo Cabrera Palacios

ALCALDE DE CUENCA

Ciudad.


De mi consideración:

«Homo quilibet vitare non potest fundamentales interrogationes: ¿Quid mihi faciendum? ¿Quomodo bonum a falso internoscendum? Responderi potest solum virtute splendoris veritatis, quae in interiore hominis spiritu lucet. /Ningún hombre puede eludir las preguntas fundamentales: ¿qué debo hacer?, ¿cómo puedo discernir el bien del mal? La respuesta es posible sólo gracias al esplendor de la verdad que brilla en lo más íntimo del espíritu humano».

Se encuentra circulando en la ciudad, un nuevo libro editado por la I. Municipalidad de Cuenca, de autoría de la poetisa Magaly Vanegas Cobeña e intitulado «Peregrina de los sueños», publicación cuya presentación la ha firmado usted y en donde, cum terribilis admirationem, su autoridad expresa una horrible falta en contra de nuestra hermosa lengua de Castilla, cuando dice, ad litteram: «El resultado de la creación de nuestra poeta se muestra en una lírica hecha de evocaciones…». Además, el propio apellido de la escritora es escrito, supuestamente por usted, como «Vanégas», con tilde, cuando en verdad dicho apellido no lleva nunca acento gráfico, amén de que las expresiones dedicadas a la escritora resultan exageradas y rimbombantes en grado superlativo, constituyéndose en frases falsas y nada sinceras para ella, lo cual le prefigura a su autoridad como falaz y nada auténtico.

La Real Academia de la Lengua Castellana prescribe que el sustantivo para nombrar a la persona de sexo femenino que escribe poesía es «poetisa» y no «poeta», por lo que su escrito es infamante en contra de la lengua maternal y lo hace quedar mal ante cualquier lector medianamente ilustrado, pues se podría pensar que el Alcalde de Cuenca es una autoridad que no puede hablar o escribir el Castellano como Dios manda.

Este hecho hace que sea menester preguntarse si de veras escribió usted esta grave expresión, señor burgomaestre cuencano, o existe algún colaborador suyo que, en la Dirección Municipal de Educación y Cultura, cum negligentia et singularis stultitia, está demostrando todo el tiempo ignorancia supina y tenebrosa, a punto tal de desprestigiar a su autoridad, en tanto es el primer personero de la ciudad, con este tipo de escritos que son comunes en la gente ignorante.

Semper mirabiliter in Concha/ Siempre admirablemente en Cuenca, Ing. Marcelo Cabrera Palacios: esta no es la única ocasión que le hacen quedar mal a su persona, pues como muy bien habrá de recordar, en la publicación intitulada «Tres maestros de la pintura» le hicieron decir adversas veritas et riddendo semper cum gaudium: «Lauro Crespo Ordóñez», en vez de «Luis Crespo Ordóñez», en el instante en que usted hacía mención al nombre del patrono del Museo Municipal de Arte Moderno. Asimismo, hicieron también que usted diga: «Miguel de León», en vez de «Miguel León y Garrido»; mientras en la Agenda cultural del mes de marzo pasado escribieron otra presentación firmada por su persona, en la cual le hicieron escribir: «Todosantos», en vez de «Todos Santos» o «Todos los Santos».

¿Hasta cuándo va usted a permitir que este tipo de situaciones pervivan en su propia contra dentro de su administración municipal? ¿No será que por causas de esta naturaleza, sus colaboradores en la Dirección Municipal de Educación y Cultura han contribuido para que pierda las elecciones a la Alcaldía de la urbe, pues a ningún cuencano habitante de la morlaquía le agradaría tener un burgomaestre que no puede manejar apropiadamente la lengua de Castilla, en perjuicio del prestigio cultural de Santa Ana de los Ríos de Cuenca?

El mismo equipo de colaboradores que frecuentemente le inducen a que usted hable barbaridades, ora en los escritos en que presenta libros y folletos, ora en los discursos que lee, ora en las cartas que envía, le ha hecho cometer insólitas infamias en contra de nuestra incomparable lengua de Castilla, en la propia publicidad electoral con la que acaba de perder las elecciones a la Alcaldía de la urbe; pues, ex informata conscientia, como usted debe tener conciencia plena, todas las publicidades, tales como pancartas, gigantografías, afiches, hojas volantes, trípticos, dípticos, folletos, carpetas, calendarios, calcomanías, señaladores de lectura, reglas, casacas, banderas, cuadernillos, camisetas y gorras que se fabricaron para promocionar al movimiento «Igualdad» tenían horrorosas confusiones para el uso de las mayúsculas. Prácticamente, las mismas confusiones que hacen que sus colaboradores de la oficina de Imagen Corporativa Municipal no sepan que Agenda cultural se escribe con mayúscula. Así, tanto los nombres de los candidatos como las frases y eslóganes de la campaña de su movimiento eran escritos con letras minúsculas, en inaceptable insolencia en contra de la lengua castellana y en asombrosa confirmación de que, al parecer, asinus asinum fricat/ el asno friega al asno, se encuentra usted rodeado de gente ignorante en asuntos de conocimientos del uso apropiado del Castellano.

Parece que este equipo de colaboradores fue incapaz de prever el efecto boomerang producido en la campaña electoral en la que usted acaba de perder las elecciones a la alcaldía, pues las contradicciones estaban a la orden del día. Por ejemplo: ¿Cómo entender que mientras algunos de sus serviles e íntimos colaboradores utilizaban escarapelas y mensajes que decían: «Yo voto por Correa y también por Cabrera», no pudieron darse cuenta de la confusión que habrán causado en el electorado de la morlaquía, ante las listas 35 y 82, configurando con seguridad el hecho de que se votó en plancha, pero por la lista 35, sin percatarse que el número de su movimiento, señor burgomaestre, era el 82?

¿Cómo entender que mientras sus fieles colaboradores se vestían de «túnicas verdes» para apoyar al partido de gobierno, Radio «Splendid», de propiedad de Marcelo Valencia Vintimilla, su director administrativo, atacaba con furor al presidente Rafael Correa y a la lista 35? ¿Post factum, habrán entendido los miembros de su buró que estas actitudes solo han servido para que usted pierda las elecciones, pues resulta peligroso utilizar al adversario en beneficio propio, cuando, ex abruptum, el mare magnum creado con estas confusiones se vuelve en contra de sus inicuos propiciadores? ¿No será que su equipo de trabajo no ha podido aplicar correctamente las ideas maquiavélicas e inmorales de Joseph Goebbels, Ministro de Información de Adolph Hitler, en el nazismo, y como consecuencia de ello, ahora viven con un triste llanto y crujir de dientes, afflictis et dolentis in aeternam contristationem, ante los asombrosos resultados electorales con los que han perdido las elecciones?

Es hora de tomar medidas para que los atentados en contra de la lengua de Castilla no se sigan produciendo en la Municipalidad de Cuenca, aunque sea en estos últimos meses en que usted continúa siendo el primer personero de la ciudad.

Le escribo, con el afecto de siempre, en mi calidad de ciudadano cuencano y escritor castizo de la morlaquía, para rechazar que gente incapaz pueda hacer tabla rasa del prestigio de Cuenca como ciudad cuna de cultura y centro importante de las letras ecuatorianas.

Nuevamente, es menester que le exprese que no busco ni pretendo nada que no sea reivindicar el sitial de altura de Santa Ana de los Ríos de Cuenca, en tanto la urbe es la «Atenas del Ecuador», a fin de que se sancione a los responsables de estas barbaridades en contra de la lengua castellana en la I. Municipalidad de Cuenca et semper in honorem urbis et amoris veritatem.

His cum affectibus tibi et grata recordationem in Christum Dominum Nostrum,

Diego Demetrio Orellana

Datum Concha, apud flumina Tomebamba, ex aedibus FIDEH, districti meridionalis, ad finis mensis aprilis, die septima supra vigesimum, Anno Dominicae Incarnationis bismillesimus nonus, in sollemnitate octava III Dominica Paschali

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada