jueves, 23 de abril de 2009

REFLEXIÓN SOBRE EL «DÍA MUNDIAL DEL LIBRO»



«IN LIBRIS LIBERTAS»
«EN LOS LIBROS HAY LIBERTAD»

*******

Dilectissime et amantissime amici: O vos omnes qui transitis in mundi cum sapientiae cordis et bonae voluntatis:



«Gratia copiosa et pax vobis»

Hoy, 23 de abril del año 2009, cuando el mundo celebra el «DÍA UNIVERSAL DEL LIBRO/ DIEM MUNDIALEM LIBER», os envío un cordial saludo y una gentil invitación para que cada uno de vosotros incremente -motu proprio et ex toto corde- el amor a los libros y a la lectura.

Cuenta la Historia, magistra vitae et testis temporum, que el 23 de abril del año 1616 murieron tres eminentes escritores universales: GARCILAZO DE LA VEGA, WILLIAM SHAKESPEARE Y MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA. La feliz coincidencia hizo que la UNESCO proclamara el 23 de abril como el «DIA UNIVERSAL DEL LIBRO». La oportunidad es precisa entonces para provocar, de profundis, una reflexión sentida sobre el amor a los libros y la lectura.

«Timeo hominem unius libris/ Temo al hombre de un solo libro», decía Santo Tomás de Aquino, el santo fundador de la Escolástica, para referirse a la temeridad que causan en el mundo los hombres y mujeres ignorantes que infaman a la conciencia crítica de los habitantes del planeta.

A los libros hay que amarlos, ex toto corde, ex tota anima nostra et ex tota fortitudine, pues son los silenciosos amigos que nos esperan todo el tiempo para que les descubramos en sus páginas y por ello, es conveniente -hic et nunc- fomentar el aprecio por ellos en nuestros niños y adolescentes, en nuestros hogares y círculos sociales.

De los males de la Patria, uno de los peores es la ignorancia y por ello, procuremos que nuestro pueblo sea más instruido y cultivado -ab aeternum et nunc et semper- pues sólo un pueblo que lee es un pueblo culto y el crecimiento espiritual que proporciona la lectura deberá hacer que, -inter nos- se construya una sociedad culta, civilizada y libre.

Nuestras autoridades tienen una responsabilidad histórica tremenda pues para que la sociedad ecuatoriana salga del subdesarrollo debe establecerse una política cultural de Estado que produzca -ad infinitum- que los ecuatorianos seamos en el futuro, personas libres, deliberantes, educadas y cultas, dueñas de un criterio propio, conocedoras de sus derechos y responsabilidades en la construcción de la Patria.

Hoy es el día en que podemos comprar un libro para obsequiarlo a quien necesitado o ávido está de conocimiento.

Es también el día adecuado para reflexionar en una de las aberraciones de ciertas personas que dicen amar a los libros: la bibliomanía (manía de acumular libros).

Este es un grave problema patológico y sicológico de muchos individuos que creen que la cultura personal crece mientras más copiosa es la biblioteca individual y sin embargo - ad contrario sensu- no tienen -in corpore presente- sino una cultura de solapa de libro.

Es el día en que debemos rechazar a ciertas «vacas sagradas de la cultura» que se vanaglorian de tener inmensas bibliotecas privadas en sus casas, con miles y miles de libros y sin embargo, basta que tomen la palabra en público para detectar -con su mal uso del Castellano- que no leen nada o leen muy poco, pues al hombre culto se lo conoce por su nivel de expresión y su modo de coger la pluma.

A esos facinerosos, farsantes y audaces sorprendedores debemos decirles coram populo: Basta de burlarse de la inteligencia de los ecuatorianos!

Con frecuencia, estos desgraciados seres no acostumbran a tener honestidad intelectual y por eso, cuando no saben algo se inventan aprovechándose de que mucha gente no lee y presumiendo de que todo el mundo es ilota y por ello -según ellos- nadie habrá de darse cuenta de la audacia para prostituir a la verdad con tal de erigirse como
«sedes sapientiae» y sabelotodos.

Por otro lado, individuos de esta clase han asaltado permanentemente a las instituciones culturales, convirtiéndose en mafias que manejan la cultura en desmedro de la educación del pueblo pobre y se encuentran al momento dirigiendo las organizaciones culturales de la nación y la urbe, en variados campos de las artes, las letras, la música, las direcciones de Cultura de diversos organismos, produciendo terribles atentados al desarrollo cultural de nuestra nación.

Tengamos cuidado con estos farsantes de la cultura porque enquistados en las instituciones culturales, son manipuladores, se creen indispensables, ganan sueldos dorados y viven y perviven pescando a río revuelto, tal como lobos hambrientos frente a un aprisco sin guardianes.
Ad contrario sensu et in honorem populo, fomentemos la bibliofilia (el amor a los libros) y animemos a nuestros prójimos para que la gente lea más, se eduque, aprenda cosas y demuestre que su acervo cultural viene dado por el provecho de lo que lee y no por el número de libros que posee.

His cum affectibus vobis et grata recordationem in Christum Dominum Nostrum,


DIEGO DEMETRIO ORELLANA

Datum Concha, apud flumina Tomebamba, ex aedibus FIDEH, districti meridionalis, ad finis mensis aprilis, die tertia supra vigesimum, reparata salute annus bismillesimus nonus, in Diem Mundialem Liber, Annus Mundialem Astronomia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada