martes, 21 de abril de 2009

ERRORES HISTÓRICOS DE LA AGENDA CULTURAL DE CUENCA/ SEPTIEMBRE 2008


Santa Ana de los Ríos de Cuenca, Septiembre 10 del año 2008
In sollemnitate S. Nicola Tolentinus

Ing. Marcelo Cabrera Palacios
ALCALDE DE CUENCA


Ing. Diego Mora Castro
DIRECTOR MUNICIPAL DE EDUCACIÓN Y CULTURA
Ciudad

De mi consideración:

«VERITAS ODIUM PARIT IN CONCHA, HODIE, AD INITIUM TERTIUM MILLENIUM ET SEMPER IN CULTURALIS ASPECTIBUS»

Con suma preocupación, me dirijo a usted, Señor Alcalde y Señor Director Municipal de Educación y Cultura, para denunciar los graves errores publicados en la Agenda cultural de Cuenca del presente mes de septiembre del año 2008, los cuales afectan a la historia y la cultura de la urbe y conspiran en contra del buen nombre de la capital de la morlaquía.

1. Como escritor cuencano y defensor de la Historia y de nuestra bella lengua de Castilla, debo decir in honorem Hispania lingua que lamento que esta agenda de la I. Municipalidad esté publicando equivocaciones de gran calibre cuando han escrito que la Segunda Guerra Mundial terminó el 9 de septiembre de 1946, como se afirma en las efemérides del mes. La verdad histórica dice que esta guerra culminó con la rendición alemana y el suicidio de Hitler, hechos que tuvieron lugar entre finales de abril y principios de mayo de 1945. Si la fecha del 9 de septiembre se refiere a la rendición del Japón, que seguía luchando en el Asia meses después, el dato está también mil veces errado et contra historica veritas, pues cuenta la Historia, magistra vitae, que la rendición nipona se produjo el 29 de agosto de 1945 y no el 9 de septiembre, a bordo del acorazado USS Missouri, anclado en la bahía de Tokio junto con otros barcos de su flota. Ese día, el ministro de Relaciones Exteriores del Japón, en nombre del Emperador, del Gobierno Imperial y del Cuartel General Imperial, firmó los protocolos de rendición. El general Douglas MacArthur firmó la aceptación como supremo comandante de las potencias aliadas. El almirante de la flota, Chester Nimitz, añadió su firma como representante de los Estados Unidos. Siguieron las de los representantes del Reino Unido, China, la Unión Soviética , Australia, Canadá, Francia, Países Bajos y Nueva Zelanda. Inmediatamente, el General MacArthur, nombrado por el presidente americano Truman como Supremo Comandante aliado en Japón y a partir de ese momento como Gobernador del Japón, trasladó su Cuartel General a Tokio, para dirigir la ocupación y decidir el destino del pueblo japonés. La Segunda Guerra Mundial había así llegado a su fin. (Datos tomados del libro: Japan: from surrender to peace, de E.J.Leue van Aduard. Editorial Springer, Alemania, 1985).

2. Tampoco ha nacido el 19 de septiembre de 1921 el pedagogo Carlos Freire. Que se sepa, ese día nació el pedagogo Paulo Freire, que es diferente. Es inadmisible que se le confunda al ilustre brasileño con el musicólogo ambateño Carlos Freire, quien trabaja en la Dirección de Cultura como asesor de esa dependencia.

3. En las efemérides de septiembre se dice además que Simón Bolívar está en Cuenca y en Chaguarchimbana entre el 8 de septiembre y el 4 de octubre. ¿De qué año? Si fuera, como parece, en el presente año, causa estupefacción creer que alguien afirme que Bolívar está vivo en estos días. Según se conoce por la Historia, el Libertador llegó a Cuenca el 8 de septiembre de 1822, por lo que la expresión debía de escribirse en el tiempo pretérito imperfecto del Indicativo.

4. Se ha escrito a la vez: 26 de septiembre (1860), DIA DE LA BANDERA NACIONAL. Lo correcto es decir «DÍA NACIONAL DE LA BANDERA ». Por otra parte, esa efeméride no fue decretada en 1860, como equívocamente se consigna, sino que dos decretos del siglo XX consagraron la efeméride. El primero, del Congreso Nacional, mediante decreto del 23 de septiembre de 1955 y el segundo, por parte de la Junta Militar de Gobierno que administraba la nación en el año de 1963 y que estaba conformada por el Contralmirante Ramón Castro Jijón, el General Luis Cabrera Sevilla, el General Marcos Gándara Enríquez, el Coronel Guillermo Freile Posso y el General Luis Agustín Mera Bowen, quienes, mediante Decreto Ejecutivo de dicho año 1963, declararon al 26 de septiembre de cada año como «DÍA NACIONAL DE LA BANDERA», en honor del Decreto Supremo que, con fecha 26 de septiembre de 1860, fuera dictado por Gabriel García Moreno, presidente del Ecuador de aquel entonces, para restablecer la actual bandera tricolor: amarillo, azul y rojo, como símbolo nacional.

5. Es inaceptable que se diga asimismo, en la agenda cultural de la semana que decurre, que «el mosaico es una de las artes visuales más antiguas» cuando siempre se ha sabido, en la Historia del Arte, que el mosaico fue una de las manifestaciones de las artes plásticas del bizantino, lo cual es completamente diverso.

6. Igualmente, la escultura del Señor de los Milagros de Quingeo es en verdad una joya de la provincia del Azuay y es de autoría de Miguel Vélez. No se puede decir falsamente en dicho escrito que Vélez es un escultor de la Colonia. El benemérito artista, in honorem veritatis splendor, es un escultor representante de la llamada Escuela Cuencana de las artes y vivió en la época republicana, pues nació en 1829, en pleno siglo XIX y no en la Colonia. En la época colonial el virtuoso y epónimo artista de la morlaquía ni siquiera nacía.

7. Me sorprende que se haya escrito en la agenda cultural electrónica, que la Octava de Corpus Cristo o fiesta del maíz, en vez de Corpus Christi, se celebra en septiembre en la plaza del pueblo, cuando se realizan las fiestas del Señor de los Milagros de Quingeo, como se da a entender implícitamente en dicha nota, cuando todos sabemos que la festividad de Corpus Christi o Corpus Domini jamás ha sido la fiesta del maíz, según lo confirman la Historia y la lógica, pues en mayo o en junio (ya que se trata de fiesta móvil) el maíz todavía no se lo cosecha.

8. Asimismo, causa estupefacción que la agenda diga que los juegos del Pucara son una tradición en Quingeo. La verdad sea dicha, in honorem iustitia, esta costumbre ya nadie lo juega en esa parroquia y Pucara no significa fortaleza, como se afirma equívocamente en la nota. De lo que sabemos, al juego se lo está tratando de rescatar, pero de manera simbólica y por eso, no se puede decir como se ha escrito, en tiempo presente del Indicativo, que «es un juego que consiste en 2 guerreros indígenas, de corta estatura, que pelean utilizando ondas metálicas y masas de hierro», pues si el juego se recuperara de esta forma los participantes van a morir, ya que era un juego sanguinario del día martes de Carnaval o día del «Auca Punzha», en el que todo estaba permitido y en el que alguien había de morir para que la costumbre tenga sentido pleno.

9. También es falso que para jugarlo los guerreros indígenas debían ser de corta estatura como no es cierto que en esa tradición se utilicen ondas metálicas y masas de hierro. Se sabe que lo que se utilizó todo el tiempo fue piedras de molino y vetas de cuero de borrego.

Siempre hay que recordar, desde la Dirección de Cultura del Ayuntamiento cuencano, que Santa Ana de los Ríos de Cuenca es la «Atenas del Ecuador» para no atentar a su prestigio y cultura con lo que se escribe in contra nostra intelligentia et sapientiae, adversas Concha et cum admirabilis negligentia et absurdam investigatio.

His cum affectibus vobis et grata recordationem,

Diego Demetrio Orellana

Concha, super flumina Tomebamba, mensis septembris, die decima, currentis Anno Domini bismillesimo octavae, in Sollemnitate S. Nicola Tolentinus , Annus Mundialem Lingue

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada