martes, 19 de junio de 2018

RAFAEL BORJA: UN DESFILE PARA LA MAYOR GLORIA DE DIOS



UN DESFILE A LA MAYOR GLORIA DE DIOS

Omnia ad maiorem Dei gloriam/ Todo a la mayor gloria de Dios es la consigna ignaciana por la que identificase cualquier actividad realizada por la Compañía de Jesús según las enseñanzas de su santo fundador Ignacio de Loyola ab intra ecclesiae.



Así, el desfile de promociones de la Unidad Educativa Particular Borja en Cuenca del Ecuador el pasado sábado 2 de junio, en el octogésimo aniversario de vida institucional, fue una fiesta de algarabía, de gozo y esplendor cual fehaciente testimonio de la gran trascendencia que el instituto jesuita de la capital de la morlaquía acopia per se in historia nostra.



La marca personal que prodiga a todos sus ex alumnos el querido colegio Borja es la identidad jesuita y así, un auténtico ex alumno del Borja es, ante omnia/ante todo, un hombre de fe, amante de la verdad y la justicia, solidario y comprometido, que procura ser un buen cristiano y predica el evangelio con acciones más que con palabras, dispuesto siempre a trabajar por el prójimo a la mayor gloria de Dios. Con un gran conocimiento de sí mismo, con sus fortalezas y debilidades, así como con una clara diagnosis del mundo, tiene la certeza de saber a dónde quiere ir, mientras posee ingenio para innovar constantemente y adaptarse a las graves circunstancias de un mundo cambiante, con actitud positiva, mostrando confianza en sí mismo y proyectándola a los demás.



Los antiguos alumnos de los jesuitas somos ignacianos de corazón, a capite ad calcem/de la cabeza a los pies, pues conocemos muy bien quién fue San Ignacio de Loyola, su vida, sus obras y sus enseñanzas, las cuales son la plataforma de nuestra educación cristiana in patria nostra. Ergo, los Ejercicios Espirituales no son nada nuevo para un ex discípulo de la Compañía de Jesús, pues son parte de la vida para discernir lo que el Señor quiere de nosotros en cada circunstancia, ya que la práctica del «discernimiento» es una de las riquezas más valiosas de la espiritualidad ignaciana.



Identificamos perfectamente las siglas: «SJ», «AMDG» y «JHS». Para nosotros, las iniciales SJ, después del nombre de una persona, revelan su pertenencia a la orden ignaciana, pues tales siglas significan «Societatis Iesu» en Latín y Compañía de Jesús en Castellano. A la vez, «AMDG/AD MAIOREM DEI GLORIAM», en la inmortal lengua latina, o «A LA MAYOR GLORIA DE DIOS», en nuestra maravillosa lengua de Castilla, son identitarias de la Compañía de Jesús in universa Terra, junto con el anagrama «IHS», que significa «IESUS HOMINUM SALVATOR» o «JESÚS SALVADOR DE LOS HOMBRES», el cual representa per se la carta de presentación de la orden jesuita en todo el planeta.

El cuadro original del milagro de la Dolorosa del Colegio en la capilla del Borja, durante la VIII visita histórica de la Mater Dolorosa a Cuenca, el 1 de junio del año 2018


La devoción a la Mater Dolorosa es distintivo esencial de un ex alumno del Borja, mientras en ella, verdadera Mater amabilis encontramos el modelo de virtudes para practicar los lemas ignacianos: «EN TODO AMAR Y SERVIR» y «SER MÁS PARA SERVIR MEJOR», consignas muy familiares para los viejos alumnos de los jesuitas, en las que subyace el verdadero sentido del «MAGIS» ignaciano, que permite vivir la vida con un especial fin de servicio y no de competencia inter nos et in nostra Sancta Mater Ecclesia. En consecuencia, un verdadero ex alumno jesuita es un hombre siempre listo para ayudar al prójimo dando lo mejor de sí, mientras diem per diem prepárase más para servir mejor a sus hermanos, a quienes procura ganar por el amor con el que hace las cosas, despertando en sí mismo y en los demás grandes deseos para él y para el Señor, Providentissimus Deus in universa Terra.

OMNIA AD MAIOREM DEI GLORIAM

 Diego Demetrio Orellana

Datum Concha, super flumina Tomebamba, mensis Iunii, die sextus supra decimus, Anno Domini MMXVIII
*****************

Júbilo, alegría y gozo son las cosas que se representaron en el Desfile de Promociones de la Unidad Educativa Borja, el sábado 2 de junio de 2018.


Los abanderados de la Unidad Educativa Borja encabezaron ad sollemnitatem el desfile de promociones por el octogésimo aniversario de vida institucional.

Las autoridades institucionales del Borja, presididas por los PP. José Rodríguez, SJ y Servio Mocha, SJ, los jesuitas bajo cuya administración el Borja sigue su vida de excelencia continua in perpetuum.


El Consejo Ejecutivo de la Unidad Educativa Borja es también arte del desfile de promociones junto a las autoridades máximas de la institución.

Las primeras promociones desde 1943 estuvieron muy representadas como testimonio de la regia formación jesuita que ha marcado sus vidas de profundis.

El doctor Rodrigo Crespo Toral, de 93 años de edad, quien presentó en Cuenca su libro de Memorias, fue el más ilustre visitante de la I promoción de 1943.

Los ex alumnos de la década de 1950 también engalanaron el desfile con destacados personajes borjinos de la localidad.

La promoción 1963, en un despliegue de tonos grises, desfila con solemnidad en el evento que unificó a la familia Borja el sábado 2 de junio.

Amarillo fue el color de las promociones de la década de 1970. Aquí, la promoción 1979 unida en amistad, solidaridad y afecto.


La promoción 1983, con originales casacas impresas con las iniciales de los exalumnos que la integran, causó también impacto in communitate nostra.


 El azul, en varias tonalidades, evocando el color esencial del Borja, fue el signo distintivo de la década de 1980. Aquí, la promoción 1986.

El naranja identificó a la década de los 90 en colegialidad afectiva. En la foto, la promoción 1991 ad gloriam Dei.

La promoción 1997, siempre unida en torno a la grata memoria de la vida colegial, hizo su presencia con entusiasmo, fe y gozo superlativo.

Algunas promociones, como la de 1992, utilizaron el antiguo uniforme del Borja, en clara evocación del inmarcesible recuerdo del querido colegio.


El verde, color de la esperanza, fue el tono asignado para las promociones de la primera década del tercer milenio. Aquí, la promoción 2009 desborda de alegría y entusiasmo.


El rojo fue el icónico distintivo de las últimas promociones. Aquí, los más jovencitos ex alumnos de la promoción 2017.


 Importante fue la participación de los ex colaboradores del Pensionado San Francisco de Borja y el colegio Rafael Borja, como testimonios vivientes del prestigio institucional en la historia.


1  Las damas ignacianas, valiosas colaboradoras institucionales, no podían estar ausentes del festejo en el desfile de promociones borjistas.

Los primeros ex alumnos, en un hermoso auto clásico, son aclamados por el público a su paso por la iglesia de San Alfonso.

Los colaboradores de la Unidad Educativa Particular Borja son parte fundamental del desfile de promociones en este festejo octogenario.


1  La Madre Dolorosa cierra el desfile de promociones y es reverenciada con flores a su paso por la Curia Arquidiocesana de Cuenca.

El cuadro original del milagro de la Dolorosa del Colegio fue el punto focal al que todas las miradas se dirigían en la Missa Sollemnis de la Catedral de la Inmaculada.



2 Una espectacular vista del colorido y solemne desfile de promociones del Borja en testimonio desbordante de alegría y júbilo ad futuram rei memoriam.


 Danzas, música y acción escénica en las calles centrales de Cuenca, por parte del grupo teatral de la institución en el desfile de promociones del Borja.


  La obra social Jorge Carrión, SJ no podía estar ausente de este mayestático evento con el que el Borja hizo su presencia en las calles de Cuenca.




El grupo musical de la Unidad Educativa Borja canta gozoso a la Madre Dolorosa, desde el carro alegórico preparado para el magno evento con la participación de talentosos artistas.





El consejo ejecutivo de la Unidad Educativa Particular Borja fue parte fundamental del desfile de promociones de la institución, en su octogésimo aniversario de vida institucional.



En conclusión, cada promoción del Borja, en camaradería y amistad fraterna, hizo su presencia en el magno evento con alegría, optimismo y entusiasmo. Aquí, una muestra de todo ello con la promoción 2005.

La promoción 1954, se destaca entre la década de 1950, en unidad y armonía dentro del desfile de los 80 años del Borja.

En la década de 1950, la promoción 56 surge galante en unidad y afecto para el querido colegio jesuita de Cuenca.

El gris fue el color asignado para la década de 1960. Aquí la promoción 1961 unida en reverencia y aprecio por el Borja.

 La promoción 1969 hermanada en amistad, solidaridad y alegría dentro del desfile de promociones del Borja.

 La promoción 1970, con un leve tono amarillo, se hace también presente en el desfile de promociones del Borja.

 Uniformada con intenso color amarillo la promoción de 1973 llega a la Catedral de la Inmaculada, en el desfile de promociones de la Unidad Educativa Borja.

 La promoción 1975, en la década cuyo color identitario fue el amarillo, fraterniza armónicamente en el desfile del octogenario aniversario institucional del Borja.

 La promoción 1981, última de la tercera sede del Borja en Pumapungo, llega rebosante de vida al parque Abdón Calderón en el desfile de promociones.

 Con gran alegría se hacen presentes en el mayestático desfile los ex alumnos de la promoción 1988.

Entre las promociones de la década de 1990, los ex alumnos del año 1993 no desaprovecharon una buena oportunidad para manifestar su alegría.

 La promoción 1999, engalanada con el color naranja, desfila entusiasmada en el singular evento que unificó a la familia Borja.

 Alegría, algarabía y gozo denotan los compañeros de la promoción 2002 en el histórico desfile del Borja.

 La promoción 2003, en blanco y con elegantes sombreros que reflejan tenuemente el color verde de la primera década del siglo XXI posa entusiasmada en el desfile.

 Y aquí contemplamos a la promoción 2004 a su llegada al parque Abdón Calderón en el inolvidable desfile del Borja.

 Los ex alumnos de la promoción 2010 buscaron un toque sui generis para su uniforme con el que vibraron de gozo en el desfile de promociones del Borja.


Los ex alumnos de la promoción 2015 posan contentos y pletóricos de gozo en el desfile de promociones del Borja, a su llegada al parque Abdón Calderón.


OMNIA AD MAIOREM DEI GLORIAM IN SOCIETATE IESU

**********************

COMENTARIOS CIUDADANOS

DE: Dra. Nelly Benavides
PARA: Diego Demetrio Orellana

Qué magnificencia de compromiso y comportamiento, de todos aquellos honrosos ex alumnos del Colegio Particular Borja de Cuenca, que sin lugar a dudas fueron formados y educados bajo la égida de valores como la gratitud, el compromiso y comportamientos éticos y morales, razón por la cual fueron capaces de convocarse en multitudinaria mayoría y presentar un apoteósico desfile generacional, para celebrar el glorioso octogésimo aniversario de prolífica vida de aquella institución, forjadora de juventudes con características de justicia, equidad, honestidad, y servicio al bienestar de los demás. Y qué edificante sorpresa, mirar entre esta multitud de intelectuales, como uno de los preclaros hijos de esta institución, a un dilecto amigo Diego Demetrio Orellana. 


Felicitaciones y muchos años más, de fecunda existencia.

Dra Nelly Benavides
Quito, Ecuador: nelly benavides