viernes, 8 de mayo de 2009

LA REVISTA «ANACONDA» EN CONTRA DE LA HISTORIA DEL ARTE


La Escuela de Atenas (1510 - 1511)
Rafaello Sanzio


Santa Ana de los Ríos de Cuenca, Ecuador, mayo 3 del año del Señor de 2009
In sollemnitate IV Dominica Paschali

Sra. Marjorie Ruales
EDITORA DE LA REVISTA «ANACONDA»
Quito.

De mi consideración:

«Scientiae et artis technicae progressus, clara testificatio facultatum intellegentiae assiduitatisque hominum, non dat humano generi vocationem ad gaudium de veritate/ El desarrollo de la ciencia, el arte y la técnica —testimonio espléndido de las capacidades de la inteligencia y de la tenacidad de los hombres—, no exime a la humanidad de la vocación al gozo de buscar la verdad».

La revista «ANACONDA», edición No. 19, medio de comunicación cultural del cual usted es editora, ha publicado un artículo con graves errores en contra de la historia del arte, motivo que ha incidido para dirigirle estas líneas a fin de protestar por este grave atropello que ofende a la verdad y destruye a la Historia como ciencia moral que debe registrar, in stricta veritas, los acontecimientos trascendentales de la vida del género humano.

Perspectiva de la Escuela de Atenas

Se trata del artículo intitulado «La Escuela de Atenas», en la página 30 de la última revista «ANACONDA», en donde se señala la siguiente imprecisión histórica que la transcribo de verbo ad verbum: «La Escuela de Atenas fue pintada por Rafael Sanzio entre 1509 y 1512, usando la técnica de pintura al fresco…».

Este dato no es certero; pues, in spiritus et veritas/ en espíritu y verdad, la obra maestra de Rafael: «La Escuela de Atenas», según los principales biógrafos del genio universal de la pintura, fue pintada entre los años 1510 y 1511. En la obra intitulada «Rafael», del escritor alemán Christof Thoenes, publicada por la editorial Taschen, por ejemplo; se cuenta con admirable verdad documentada que «desde 1508 hasta 1512 se pintaron las cuatro Stanze de Rafael». No obstante, cabe indicar que el magistral fresco del que hablamos se halla localizado en la llamada «Sala de la Segnatura»; en donde están tres frescos más realizados por Rafael para ese magnífico espacio del Palacio Apostólico del Vaticano.
Bóveda de la Sala della Segnatura
Palacio Apostólico Vaticano

Así entonces, el primer fresco es conocido como «La disputa del Sacramento» y fue realizado entre 1508 y 1509; el segundo, llamado «El Parnaso» fue creado entre 1509 y 1510; el tercero, bautizado como «La Escuela de Atenas», objeto de mi crítica, fue elaborado entre 1510 y 1511 y no entre 1509 y 1512 como vosotros señaláis en vuestra revista «ANACONDA»; mientras que el último, llamado «La Justicia» fue hecho en 1512.

Por lo visto, señora Ruales, el dato consignado en su revista es falso de toda falsedad, por lo que sería conveniente que se hiciere una fe de erratas en la próxima edición de su medio de comunicación. Sin embargo, existe otro error en el artículo de marras, en la misma página 30, cuando vosotros decís, ad litteram, al hablar de Rafael: «…luego va a Roma, donde el Papa Julio II le encarga pintar cuatro salas del Vaticano conocidas como las Stanze que eran las habitaciones privadas del pontífice».

Estimada señora Ruales: esta expresión es equívoca, de maxima ad minima, ya que estas salas vaticanas no eran completamente las habitaciones privadas del Santo Padre Julio, por la Divina Providencia, Papa II, pues se trataba de dependencias en donde funcionaban estamentos administrativos de la Santa Sede como por ejemplo, el Tribunal de la Signatura Apostólica, nombre del que viene la «Sala della Segnatura».

Platón y Aristóteles, en la Escuela de Atenas

Por otra parte, se ha probado en la Historia que de las cuatro salas vaticanas llamadas «Las Stanze» sólo la llamada «Sala della Segnatura» y la «Sala de Heliodoro» fueron pintadas completamente por Rafael y encargadas por el Sumo Pontífice Julio II; la «Sala dell’Incendio», que es la tercera ya no fue contratada por el Papa Julio II como equívocamente se afirma en su revista, sino por el Papa León X, su sucesor y sólo tiene un fresco de Rafael, el cual le da nombre a la dependencia: «El incendio del Borgo»; en la cuarta sala, llamada «Sala di Constantino», contratada también por el Sumo Pontífice León X, existen sólo algunos frescos de Rafael, pues esta dependencia tuvo que ser concluida después de la muerte del genial pintor nacido en Urbino.

Pero, exceptis excipiendis, al hablar de la «Escuela de Atenas», inmortal obra de Rafael, es pertinente señalar que el conjunto del fresco se sustenta en eso que se ha llamado, ab aeternum, desde siempre, la «causarum cognitio» que resume las intenciones del pensamiento renacentista en cuanto a la conciliación de la razón y de la fe, que para la Santa Madre Iglesia Católica, Apostólica y Romana fue el verdadero leit motiv de la obra rafaelina en la «Sala della Segnatura». Así, quid pro quo, «Fides et Ratio» o «Fe y Razón» fueron los motivos esenciales para que en la «Escuela de Atenas» la representación de tantos filósofos y científicos de la Antigüedad simbolice la idea de la época de que a la «veritas» o «verdad» se llega por el conocimiento racional, mientras que en otros frescos rafaelinos quedaban reflejadas otras vías de acceso al conocimiento, en este caso a través de la fe.

Pitágoras, en la Escuela de Atenas

Por lo tanto, las afirmaciones de la revista «ANACONDA» son dignas de preocupación si se ha de considerar, in honorem veritas, iustitia, fides et ratio, la necesaria fidelidad histórica a la que vosotros estáis obligados a respetar como medio de comunicación en asuntos artísticos y culturales.

Pero las equivocaciones históricas de la revista «ANACONDA» no se quedan allí, ya que al final del artículo de marras se manifiesta, adversas veritas et Historia, otra barbaridad que la transcribo ad pedem litterae: «Rafael muere el mismo día de su cumpleaños, a los 43 de edad».

Esto es inaceptable señora Ruales; pues, alere flaman veritatis, el egregio pintor Rafael Sanzio murió a los 37 años de edad, el 6 de abril de 1520, ya que nació en 1483. ¿Acaso no pudisteis ni siquiera hacer una operación aritmética para calcular cuántos años vivió el sempiterno artista del Renacimiento?
Pitágoras, en otro detalle de la Escuela de Atenas

Cabe indicar, in honorem stricta iustitia, que no se tiene certeza de que Rafael murió el mismo día en que cumplió años, ya que existen dos teorías sobre el nacimiento del artista: algunos creen que Rafael nació el 28 de marzo de 1483 y según quienes siguen esta hipótesis, el eminente pintor no habría muerto en su cumpleaños. Pero hay quienes afirman que el benemérito artista nace el 6 de abril de 1483 y para quienes siguen esta hipótesis Rafael Sanzio muere el día de su cumpleaños, pero a los 37 años de edad y no 43 como vosotros afirmáis cum terribilis errorem adversas veritas in artis.

Lamentablemente, post factum in saecula saeculorum, la precisión histórica frente al nacimiento de Rafael no ha sido posible determinarla hasta el día de hoy y mientras más pasan los años y centurias esa posibilidad se diluye en las brumas del tiempo. Por ello, es menester señalar siempre, concordet historica veritas, las dos fechas probables en que Rafael vio la luz de la vida.

Detalle de la Escuela de Atenas
Algunas corrientes históricas creen que el personaje podría ser Boecio, Anaximandro o Empédocles

Ergo, aspiro a que la presente tenga una acogida favorable de parte vuestra, pues mis comentarios y críticas se sustentan en un sano animus corrigendi y en la defensa de la Historia a la que estamos obligados los hombres de pluma. En consecuencia, sin otro particular por el momento, suscribo con un cordial saludo mientras os digo que, por el respeto a vuestros lectores y sobre todo por imperativo ético, estáis obligados a publicar una fe de erratas en el próximo número de la revista «ANACONDA» para resarcir esta infamia en contra de la historia del arte et in honorem veritatis splendor in artis et cultura.

His cum affectibus vobis, salutem et benedictionem in Christum Dominum Nostrum,

DIEGO DEMETRIO ORELLANA

Datum Concha, super flumina Tomebamba, ex aedibus FIDEH, districti meridionalis, ad initium mensis maii, die tertia, currentis Anno Dominicae Incarnationis bismillesimus nonus, in sollemnitate IV Dominica Paschali, Annus Mundialem Astronomia.
Sócrates en la Escuela de Atenas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada