martes, 20 de enero de 2015

IN MEMORIAM REVERENDISSIMUS PATER GUILLERMO ANDRADE MORENO



R.P. Guillermo Andrade Moreno: 
un venerado hijo de Gualaceo ad vitam æternam


Sicut pater amabilis et singularis/ Como padre amable y singular un venerado hijo de Gualaceo brilla con luz propia como pastor de profunda fe en el Señor, Dominus ac Redemptor, a quien consagróse como sacerdote in persona Christi capitis en la Santa Madre Iglesia Católica, Apostólica y Romana.



Trátase del P. Guillermo Andrade Moreno, nacido en Gualaceo el 13 de diciembre de 1927, en una familia muy querida por la comunidad local. El P. Andrade cuenta que su vocación sacerdotal gestóse en su hogar, pues tuvo 6 tías paternas monjas: 4 religiosas dominicas y 2 del Buen Pastor. La casa paterna hallábase junto a la antigua iglesia matriz y sus parientes fueron apreciados por los vicarios de Gualaceo, por su compromiso de servicio pro Patria et Deo, mientras un sacerdote amigo de la familia, el P. Roberto Valencia, su padrino de primera misa, tenía una finca en Nallig y fue también un modelo de virtudes que inspiró su vocación. Así, a los 12 años de vida, en 1939, ingresó al seminario menor en la casa de San Rafael de Cuenca, con los jesuitas, sitio en el que fundóse el colegio «Rafael Borja» el 12 de octubre de 1937, en donde hoy levántase el Hotel «El Dorado».



En 1940 el seminario trasladóse junto al Santo Cenáculo, en un local donde funcionó, entre 1959 y 1985, el Pensionado «San Francisco de Borja», tradicional escuela de la Compañía de Jesús en la capital de la morlaquía. Allí estuvo hasta concluir el seminario menor y en 1946 fue a Quito para seguir el seminario mayor. Ordenóse sacerdote el 29 de junio de 1951 e ipso facto, monseñor Daniel Hermida, XI Obispo de Cuenca, designóle como coadjutor en Cañar, hasta octubre de 1951. En febrero de 1952 fue enviado a Gualaceo como vicario pro tempore por 15 días, mas monseñor Hermida renovábale el encargo indefinidamente hasta que, en 1955, en un retiro espiritual de sacerdotes, monseñor Manuel Serrano Abad, quien actuaba in diebus illis como Obispo de Cuenca, nombróle definitivamente como Vicario foráneo de Gualaceo.



Quiso la Divina Providencia que, como Vicario de Gualaceo, construyese la actual iglesia matriz, poniendo todos sus afanes hasta consagrarla ad gloriam Dei el 8 de diciembre de 1962. Permaneció en el Jardín Azuayo hasta 1968, pues fue nombrado párroco de San Blas, en Cuenca, hasta 1976. A la vez, ocupaba las funciones de Secretario y luego Vicario de Temporalidades con monseñor Manuel Serrano Abad, I Arzobispo de Cuenca, y monseñor Ernesto Álvarez Álvarez, SDB, II Arzobispo de Cuenca. Fue asimismo capellán de las madres conceptas y en 1981, monseñor Alberto Luna, OCD, III Arzobispo de Cuenca, ascendióle a Vicario General de la Arquidiócesis, cargo que lo desempeñó también con monseñor Vicente Cisneros, IV Arzobispo de Cuenca, e incluso con monseñor Luis Cabrera, OFM, el V Arzobispo de Cuenca en funciones, mas en el año 2012 retiróse a descansar, manteniendo hoy la responsabilidad de celebrar la santa misa, diem per diem a las 9:30 de la mañana, en la catedral cuencana, actuando ora en las confesiones, ora en la consejería, ora en la administración de los sacramentos cuando los fieles aún requieren de su ayuda, por lo que es un pastor bonus et fidelis, siempre listo a servir con ejemplar amor cristiano. Es también el padre espiritual del actual vicario, el R.P. Julio Castillo.
 El Reverendo Padre Guillermo Andrade, 
a la izquierda de Monseñor Luis Cabrera, OFM, Arzobispo de Cuenca
 

De brillante inteligencia, enorme cultura, prodigiosa memoria, admirable sapiencia y gran corazón tuvo el privilegio de ser amigo de todos los 5 arzobispos de Cuenca, quienes confiáronle las más serias responsabilidades en la arquidiócesis, siendo hoy un orgullo de Gualaceo y sacerdote ejemplar de las presentes y futuras generaciones sicut servus fidelis ad maiorem Dei gloriam. Mas él dice ser enemigo de la falsa modestia y expresa que «solo procura ser un sencillo servidor de la arquidiócesis» y de veras que lo es, pues los verdaderos sabios tienen humildad, virtutum exemplaris, veneranda atque imitanda in nostra Sancta Mater Ecclesia.

REQUIESCAT IN PACEM AMANTISSIMUS AMICUS, REVERENDISSIMUS PATER GUILLERMO ANDRADE MORENO AD VITAM AETERNAM 


DIEGO DEMETRIO ORELLANA
DATUM CONCHA, APUD FLUMINA TOMEBAMBA, MENSIS IANUARII, DIE XX, CURRENTIS ANNO DOMINI MMXV

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada