jueves, 22 de octubre de 2009

UN ATLAS PANORÁMICO DEL ECUADOR EN CONTRA DE LA HISTORIA

Santa Ana de los Ríos de Cuenca, octubre 19 del año del Señor de 2009
In sollemnitate XXIX Dominica per annum

Dr. Carlos Pérez Barriga
DIRECTOR DE DIARIO «EL UNIVERSO»

Lcdo. Guillermo Muñoz
REPRESENTANTE DE DIARIO «EL UNIVERSO»
Guayaquil.

De mi consideración:


Veritas sit visibilis hodie et semper cum diarium «El Universo».


Die constituta, acuso recibo del correo de diario «EL UNIVERSO» fechado el 13 de octubre pasado, en el que el Lcdo. Guillermo Muñoz me hace saber que vuestro rotativo publicará una rectificación sobre las imprecisiones que, en relación a la provincia del Azuay, se difundieron en el fascículo I de la obra intitulada «ATLAS PANORÁMICO DEL ECUADOR 2009».
Espero que así sea, in honorem Concha et iustitia; no obstante, muy a mi pesar, debo indicaros que, aunque ya llegáis al fascículo 12 de dicho atlas, los errores continúan en cada uno de los números dedicados a las provincias ecuatorianas.

Pro Patria et suam splendor, me permito entonces solicitar que verifiquéis las informaciones que publicáis sobre cada provincia, ya que existen otras equívocas cosas que se han difundido en vuestro atlas y que, por gravísimas, las enlisto ad infra:

En el fascículo 3, dedicado a la provincia del Cañar escribisteis: «La ciudad de Azogues pone de manifiesto en su arquitectura colonial un especial encanto turístico, donde el templo y convento de San Francisco, con su importante fachada de piedra, en su interior posee hermosas piezas de cerámica y piedra que constituyen una joya colonial».

Más allá de la redacción farragosa de este parágrafo, lo dicho no es verdad, pues Azogues, declarada como «Patrimonio Cultural del Ecuador», no tiene una arquitectura colonial desde ningún punto de vista. Su estilo arquitectónico es republicano, mientras que la iglesia de San Francisco que, en verdad, en verdad, es una joya de la urbe cañari no es de la Colonia , ya que fue construida en el siglo XX, por lo que se nota que no investigasteis bien estas cosas al momento de coger la pluma para hablar de la vecina provincia del Cañar.


Más abajo, escribisteis: «Las ruinas de Ingapirca, constituidas por un complejo arqueológico formado por la Elipse o Castillo, el Ingachungana, el Intuhuayco y Pilaloma, son la expresión más relevante de la presencia inca en nuestro país…»

Esto representa otra lamentable equivocación en la lengua de Castilla, pues «elipse» no es lo mismo que «castillo». Quizás quisisteis indicar que el castillo tiene una elipse, lo cual es diferente en miras de la precisión semántica de dicha afirmación, mientras que no existe ningún Intuhauyco sino «Intihuayco». Además, conviene decir, in stricta iustitia, que Pilaloma es esencialmente un sitio cañari y no inca. Decir lo contrario, adversas veritas, es un gravísimo error en contra de la Historia , amén de que os olvidasteis del «Intihuatana» o «sitio en donde se amarra el sol», parte fundamental del complejo arqueológico de Ingapirca, por lo que se puede columbrar que habéis alterado la historia de la República del Ecuador al escribir semejantes barbaridades.


Después publicasteis, de verbo ad verbum, la siguiente expresión errada: «Las lagunas de Culebrillas y Sonsaguín, así como varios lugares con vestigios arqueológicos de las culturas inca y cañari…».

Al respecto, debo indicaros que no existe ningún lugar llamado Sonsaguín sino «Sansahuin», lo cual debió verificarse bien, pues no es justo que se trastoquen importantes nombres toponímicos de nuestra geografía atentando a la historia y a la lengua quichua, que deben ser respetadas por sobre todas las cosas.



En las fiestas populares os habéis olvidado de las más importantes celebraciones de los habitantes del Cañar, ad exemplum, el 4 de Noviembre, día de la Independencia de Azogues; el 16 de Abril, fecha de la fundación de dicha urbe o el 24 de Junio, efeméride de la fundación del Cañar.

En la parte histórica existen terribles errores cuando se lee ad litteram: «Poco antes de noviembre de 1880, ideado por ilustres personajes de la época como el coronel Benigno Rivera Valdivieso, Dr. Miguel Ramírez y otros, encabezados por el Dr. Emilio Abad Aguilar (presidente del Concejo Municipal de Azogues) se aspiró a crear la provincia de los Andes con la integración de Azogues y Cañar, cantones ya creados en 1825 y 1824, respectivamente, más Gualaceo y Paute…»

In via veritatem ad inquirendam, la verdad histórica confirma que dicho proyecto jamás contemplaba la creación de la provincia de Azogues con Gualaceo, cantón al que jamás se lo pretendió desmembrar del territorio azuayo, lo que sí ocurrió con Paute. Cabe indicar, que dicho proyecto intentaba que Déleg sea también parte de la naciente provincia, lo cual fue conseguido efectivamente, pues en el decreto legislativo de creación de la provincia de Azogues, fechado el 3 de Noviembre de 1880, se incluía a este sector cañari. Como veis entonces, existe en vuestro escrito otra lamentable equivocación en contra de la historia.

Ad infra, colocasteis otras afirmaciones en las que olvidasteis datos importantes que no debían ser omitidos: «A pesar de los contratiempos, la idea seguía latente y altiva, por ello el histórico 3 de Noviembre de 1880 y por decreto del Congreso del Ecuador se hacen realidad las aspiraciones de tan ilustres personajes y se crea la provincia con el nombre de Azogues, cuyo gobernador fue Ramón Pesantez. Posteriormente fue cambiado el nombre a provincia del Cañar…».

Si bien es verdad que inicialmente la provincia nació con el nombre de Azogues, por decreto legislativo del 3 de Noviembre de 1880, el hecho se consumó por el decreto ejecutivo del 16 de noviembre del mismo año, mientras que es en 1883, en el gobierno del General Ignacio de Veintemilla, cuando se decidió cambiar el nombre por aquel de provincia del Cañar.
En el fascículo dedicado a la provincia del Chimborazo existe una grave contradicción cuando, en la página 3, se publica la fotografía de una iglesia cuyo pie dice: «Guano». Luego, en la página 4 se reproduce otra imagen cuya leyenda afirma: «iglesia de Guano». La primera foto corresponde, efectivamente al cantón Guano, pero la segunda es otra iglesia de características muy diferentes, la cual no existe en ese lugar de la provincia de Chimborazo, motivo por el cual la confusión y contradicción es evidente a todas luces.


En el mismo fascículo se lee otra expresión equivocada al hablar de la ciudad de Riobamba, la que me permito transcribir ad litteram: «Riobamba mantiene en su arquitectura el encanto colonial y moderno…». Esto es gravísimo, pues la capital de Chimborazo, en su centro histórico, posee esencialmente una arquitectura de encanto republicano. De lo colonial, no queda casi nada, pues todo se perdió en el terremoto del 4 de febrero de 1797 como para afirmarlo, de vehementi, como vosotros lo hacéis equívocamente. Además, la actual ciudad fue reconstruida totalmente en otro sitio, la meseta de Tapi, y por eso su resurgimiento es en el siglo XIX, habiendo adquirido su definitiva configuración urbana en plena época republicana.

En las fiestas populares de Chimborazo escribisteis otro error inaceptable: «Semana Santa: Fiestas móviles de febrero, marzo y abril». Lo dicho es insólito, pues la Semana Santa es una fiesta móvil que nunca se celebra en febrero sino entre marzo y abril y su cálculo depende de la primera luna llena que cae después del equinoccio de primavera que es el 21 de marzo, por lo que jamás puede caer antes de la tercera semana del mes tercero del año, en el calendario gregoriano. ¿Por qué reflejáis, en vuestro atlas, equivocaciones que sustentan una absoluta falta de investigación?

En el fascículo de la provincia del Cotopaxi escribisteis otra barbaridad dentro de la sección de fiestas populares. Lo copio ex integro: «Carnaval: Febrero, marzo y abril (fechas móviles) con danzantes, bombos, cuyes, trago, agua y comparsas en San Pujilí».

Ad absurdum, esto ya es el colmo y constituye una ridiculez que raya en suprema estulticia, ya que el Carnaval jamás se llega a celebrar en el mes de abril. Es verdad que se trata de una fiesta móvil pero siempre se la conmemora en el mes de febrero y, en algunos años, no más allá de los primeros días de marzo. Su cálculo depende de la fijación de la Semana Santa , el llamado cálculo de la «Epacta», que determina la Cuaresma cuarenta días antes de la primera luna llena después del equinoccio de primavera que es el 21 de marzo. Por otro lado, no existe ningún lugar llamado «San Pujilí» sino sencillamente «Pujilí», por lo que es inadmisible que se hayan publicado estos disparates.



En el fascículo dedicado a la provincia de El Oro, colocasteis una leyenda insólita en uno de los edificios emblemáticos de la capital orense. Efectivamente, ex admirationem, en la página 1 se reproduce la fotografía de la Santa Iglesia Catedral de Machala y en el pie de foto se lee: «Iglesia de Machala». ¿Cómo pudisteis despistaros en una urbe que es centro de una importante diócesis y en la que existen varias iglesias como para confundirlas con el templo catedralicio?

En la sección de fiestas populares de El Oro hacéis referencia a 10 eventos que no constituyen efemérides de la provincia, pues 8 de ellos están relacionados con la Feria Internacional del Langostino que se realiza en Santa Rosa en agosto, llegando inclusive a decir: «Primer día de agosto: el Pregón» y concluyendo, ad absurdum, con un dato que provoca hilaridad: «La clausura es el 5 de septiembre», como si se trataran de efemérides cuando tan solo son parte del programa del certamen.

Rebus sic stantibus/ Estando así las cosas, esa sección de fiestas populares de la provincia orense es una ofensa para los lectores de «EL UNIVERSO» y, sobre todo, para los habitantes de aquella provincia. Conviene entonces preguntarse: ¿Qué aporte cultural estáis ofreciendo con este famoso «ATLAS PANORÁMICO DEL ECUADOR 2009» que, al parecer, se ha realizado con tanta veleidad e irresponsabilidad?


Post factum, en el fascículo dedicado a la provincia de Galápagos, en la sección de fiestas populares se lee: «SAN CRISTÓBAL Y SANTA CRUZ: Fiesta de cantonización, desfile cívico y militar, sesión solemne, bailes populares, embanderamiento de la ciudad, Feria Agropecuaria, campeonatos deportivos, desfile de moda, elección de la reina, pregón, minga de limpieza».

Sin embargo, olvidasteis decir cuándo es esa efeméride, pues como veis, no aparece por ningún lado. ¿Estará bien que vosotros hayáis incurrido en tamañas equivocaciones? ¿Por qué tantas descripciones baladíes en las fiestas populares de las provincias? ¿Fomentáis así el civismo en vuestros lectores? ¿No será mas bien que, en cada fascículo, estáis burlándoos de los ecuatorianos?


En la sección de datos históricos sobre Galápagos no se encuentra en ninguna parte la fecha del descubrimiento del archipiélago ni datos relacionados con su verdadera historia. Así entonces, in errorem incido, sorprende que -en esta sección- se publique la lista de las 13 islas y 17 islotes que conforman la región insular y se hable del origen volcánico de las mismas, lo cual no corresponde a la historia de la provincia sino a su geografía y geología.

Quid pro quo, se puede inferir que no hubo investigación histórica solvente, pues de haberlo se habría dicho que el archipiélago fue descubierto al azar el 10 de marzo de 1535, por Fray Tomás de Berlanga, OP, dominico que era obispo de Panamá, quien viajaba al Perú para cumplir un encargo del emperador Carlos V, quien le había ordenado arbitrar en una disputa entre Francisco Pizarro y sus subordinados, después de la conquista del imperio inca. A causa de las tormentas y las fuertes corrientes marinas, la embarcación episcopal fue arrastrada hasta las islas Galápagos y Berlanga escribe, en Portoviejo, una crónica de su aventura, para contarle al emperador Carlos V acerca del descubrimiento de las Islas Galápagos. El obispo Berlanga describía no sólo las inhóspitas condiciones de las desérticas islas, sino sobre todo las gigantescas tortugas que allí vivían junto con las iguanas marinas, los lobos marinos y muchos tipos de aves, haciendo notar la inusual mansedumbre de los animales.


Asimismo, el 12 de febrero de 1832 el Ecuador tomó posesión de las islas Galápagos. La ceremonia de la toma de posesión, según cuenta la Historia , la realizó el coronel Horacio Hernández y el 19 de febrero de 1832 se efectuó la entrega de terrenos a los primeros colonos que fueron 80 soldados. El 1° de octubre del mismo año, el general José Villamil fue nombrado gobernador y actuó en tal calidad hasta su renuncia en 1837.

Pero estos datos históricos fundamentales de las islas Galápagos ni siquiera fueron consultados, por lo que según se ve, el «ATLAS PANORÁMICO DEL ECUADOR 2009» de diario «EL UNIVERSO» no ha tenido para nada una acuciosa investigación para su elaboración. ¿No será mejor detener su publicación para evitar que se atropelle a la historia, la cultura y la lengua de Castilla de manera tan infame?


Per fas et per nefas et semper adversas sensus comunis, lo más insólito que os pudo pasar es que ni siquiera el fascículo dedicado a vuestra propia provincia del Guayas se salvó de los insólitos atropellos que habéis cometido, diem per diem et adversas Historia et cultura aequatorianae. ¿No creéis que era aquí, justamente en el fascículo de El Guayas en donde menos debían existir errores?
Así, cum ineffabilis admirationem, en la sección de fiestas populares escribisteis sobre la fiesta de San Agustín y confundisteis la fecha en que se celebra. Para que lo veáis lo transcribo ad litteram: «Fiesta de San Agustín: Enmascarados (mojigos), bandas de música, juegos populares, platos típicos, etcétera, en Jujan, del 24 al 27 de agosto»

No obstante, el 27 de agosto es la festividad de Santa Mónica, madre de San Agustín. En el calendario de nuestra Santa Madre Iglesia Católica, Apostólica y Romana el 28 de agosto es el día de la fiesta de San Agustín, Doctor de la Iglesia , Obispo de Hipona, Padre de la Patrística y filósofo latino y neoplatónico de inmortal memoria, por lo que no se entiende cómo pudisteis no investigar para escribir el fascículo de vuestra propia provincia.

Semper idem, eso no es todo, pues más abajo se consigna una equivocación contra logica et intelligentia, cuando decís: «Fiestas del Señor de los Milagros: Albazo, bandas, distracciones populares, procesión, misa, castillos, en Daule, del 15 al 12 de septiembre». Oh Sancta Simplicitas: ¿No será al revés: del 12 al 15 de septiembre, para no atropellar el orden lógico del tiempo?







Ex admirationem, en la sección de historia, no se publica ninguna fecha histórica de la provincia del Guayas, exceptis excipiendis, el 25 de junio de 1824, que es el día de la provincialización. Os olvidasteis de que Guayas era el asiento de la cultura huancavilca hasta el siglo XVI, mientras que nada se dice sobre la fundación castellana de Santiago de Guayaquil, el 25 de julio de 1538; ni se consigna la fecha de la independencia, el 9 de octubre de 1820. Los datos son tan generales que de modo alguno sirven de fuente de consulta para los niños y jóvenes a los que vosotros decís que queréis llegar con este «aporte cultural» que pone en juego su calidad intelectual para que así sea de veras.

En el fascículo de la provincia de Imbabura existen también equivocaciones imperdonables. Ad exhibendum: en la sección de fiestas populares escribisteis que San Juan se celebra el 22 de junio cuando, en realidad, esa fiesta es el 24 de junio, en conmemoración de la degollación de San Juan Bautista. Pero leamos, de verbo ad verbum, lo que escribisteis en el fascículo de Imbabura: «22 de junio Otavalo – Cotacachi (Fiesta de San Juan, rito de la rama, baile de San Juan, quema de chamiza, corrida de toros populares, disfrazados)».

Finalmente, en los datos históricos de la provincia de Imbabura escribisteis algunas cosas relacionadas con la historia de Ibarra y nada decís sobre la fecha de provincialización de Imbabura como tampoco publicáis hitos históricos que den cuenta de su importancia en la patria. Mas bien, consignasteis otra barbaridad en contra de la ciudad de Ibarra cuando decís: «Cada rincón guarda recuerdos del pasado que se proyectan al presente y donde armoniosamente se combina lo colonial con lo moderno».

Al respecto, cum animus corrigendi, os habré de decir que Ibarra es otra de las ciudades andinas del Ecuador que no posee una arquitectura colonial, debido a que los terremotos que han acontecido en su suelo, a lo largo de los siglos, destruyeron la faz colonial de dicha urbe, por lo que, la verdad sea dicha, Ibarra tiene -en su centro histórico- una arquitectura urbana de corte republicano que no es lo mismo que colonial.

Permitidme que os diga que me parece que el autor de los textos del «ATLAS PANORÁMICO DEL ECUADOR 2009» tiene severas confusiones para distinguir el estilo colonial y republicano en las ciudades ecuatorianas, por lo que sería bueno que le llaméis la atención a que no sigáis confundiendo estos conceptos en otras urbes que aún os falta analizar como Loja, Ambato y Quito.

Vuelvo a solicitar que reviséis y verifiquéis bien los datos del «ATLAS PANORÁMICO DEL ECUADOR 2009», a fin de que diario «EL UNIVERSO» no pierda el aura popularis y su prestigio con una obra que, con tantos errores, parece digna de oprobio, vergüenza e indignación.

Nuestros niños y jóvenes deben conocer a nuestro país con datos correctos y verídicos sobre su historia, su geografía, su cultura y su lengua. Por eso, diario «EL UNIVERSO» debe urgentemente poner punto final a la negligencia con la que se está elaborando esta obra y publicar no sólo una rectificación sobre los errores en contra de la provincia del Azuay y su capital, la «Atenas del Ecuador», sino de todas las provincias ecuatorianas que han resultado ofendidas con vuestras investigaciones.

Cabe indicar que no soy un experto conocedor de la historia particular de cada provincia de la República del Ecuador como sí lo soy de la mía, por lo que me temo que habéis cometido más atropellos en esta publicación. Espero entonces, que otros ecuatorianos os precisen vuestros errores cum reverentia et respectum per historia.

Así entonces, esperando ver que procedáis a rectificar las equivocaciones cometidas en contra del Azuay y su capital, Santa Ana de los Ríos de Cuenca, suscribo con respeto, mientras os hago partícipes de un cordial saludo in honorem Concha, pro Deo et Patria.

Salutem dicit cum veritas semper fidelis et copiosa gratia in Christum Regem Universorum,


DIEGO DEMETRIO ORELLANA
COMISIONADO PROVINCIAL DEL FIDEH AZUAY

Datum Concha, apud flumina Tomebamba, in Annus Sacerdotalis in memoriam CL anniversaria Dies Natalis Sancte Ioannes Maria Vianney, ex aedibus FIDEH, districti meridionalis, mensis octobris, die XIX, reparate salute Anno Dominicae Incarnationis bismillesimus nonus, in sollemnitate XXIX Dominica per annum.
********
DIARIO «EL UNIVERSO» ANUNCIA UNA FE DE ERRATAS PARA SU ATLAS PANORÁMICO 2009
De: "Guillermo Muñoz" gmunoz@eluniverso.com
Para: "FIDEH CUENCA" fidehazuay@yahoo.es

Guayaquil, 23 de octubre de 2009
Señor
DIEGO DEMETRIO ORELLANA
COMISIONADO PROVINCIAL DEL FIDEH AZUAY

De mi consideración:

Acusamos recibo de su tercera carta.

La fe de erratas de todo el coleccionable "Atlas Panorámico Ecuador 2009” se publicará en el último fascículo de esta obra que circula el martes 8 de diciembre/09.

Un cordial saludo,

Guillermo Muñoz
EL UNIVERSO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada