miércoles, 30 de septiembre de 2009

¿UNA GUÍA TURÍSTICA DE CUENCA EN CONTRA DE LA HISTORIA?


Santa Ana de los Ríos de Cuenca, julio 24 del año del Señor de 2009
In sollemnitate Dies Natalis Simón Bolívar

Ing. Marcelo Cabrera Palacios
ALCALDE DE CUENCA

Sra. Gladys Eljuri de Álvarez
DIRECTORA EJECUTIVA
DE LA FUNDACIÓN «TURISMO PARA CUENCA»
Ciudad

De mi consideración:

«Hanc litteram visusus, salutem et respectum cum Historia in Concha «Patrimonium Culturalis in mundi».


Vere dignum et justum est æquum et salutáre / Verdaderamente es digno, justo y equitativamente saludable que la Fundación Municipal «Turismo para Cuenca» haya puesto en circulación, en estos días, una publicación intitulada «Guía Turística de Cuenca y sus alrededores», la cual pretende ser un buen aporte para la difusión de los atractivos de la capital de la morlaquía y sus zonas aledañas, pero, ad contrario sensu, contiene lamentablemente graves errores que debieron ser verificados, in honorem urbis, para que no atenten en contra de la historia y la cultura de Santa Ana de los Ríos de Cuenca.A la vez que protesto por la negligencia con la que se ha elaborado esta publicación, me cumple señalar a vosotros, in honorem veritas et iustitia, las horrorosas equivocaciones cometidas, a fin de que os dignéis sancionar a los responsables y se realice una FE DE ERRATAS con los correctivos necesarios para que no se difundan las tamañas atrocidades que a continuación enlisto:


En la página 2 de la Guía Turística de Cuenca, en la sección intitulada «City Cuenca caminando (opción 1)» se lee: «…Sobre la misma calle se llega hasta el Monasterio de las Conceptas, cuya iglesia construida sobre rocas Incas, constituyó con su espadaña el edificio más alto de la ciudad en la época colonial».

Rebus sic stantibus/ Estando así las cosas, esta afirmación es ofensiva para la historia de Cuenca, pues no se ha comprobado que la iglesia del Monasterio de la Inmaculada Concepción , también llamada como iglesia de las Conceptas, haya sido construida con rocas incas, mientras que jamás ha sido, junto con su espadaña, el edificio más alto de la ciudad en la época colonial.
En efecto, in illo tempore, durante la Colonia , la iglesia más alta de la urbe era aquella de la Compañía de Jesús, de los beneméritos padres jesuitas, la cual estaba emplazada en los predios que hoy ocupa la Catedral de la Inmaculada Concepción y tenía su frontis hacia las actuales calles Padre Aguirre y Bolívar, mientras que la espadaña de las Conceptas ni siquiera fue construida en la época colonial como para afirmar semejante barbaridad. Si bien el convento de concepcionistas de Cuenca fue fundado en 1599, esa espadaña fue construida durante el siglo XIX, en plena época republicana, por lo que se nota que los autores de la Guía Turística de Cuenca escribieron estas notas con irresponsabilidad y falta de acuciosa investigación histórica.


Más abajo se dice de verbo ad verbum: «…Al caminar unos pocos pasos en la Calle Larga , con dirección oeste, se puede bajar por la escalinata del Hotel Crespo y detenerse sobre el puente peatonal «Juana de Oro» en el río Tomebamba».

Este puente peatonal, la verdad sea dicha, hasta ahora no tiene nombre. La Fundación Municipal «El Barranco», entidad que realizó la construcción de este elemento, lo identifica como «Puente Peatonal del sector Virgen del Río» en un libro que prepara sobre los proyectos de recuperación de sitios públicos en Cuenca. Si bien existe una sugerencia para llamarlo «Juana de Oro», el Concejo Cantonal de Cuenca hasta ahora no ha bautizado todavía a este puente peatonal, por lo que la información que se proporciona en la Guía Turística es imprecisa de principio a fin.


En la página 2 de la Guía Turística de Cuenca, en la sección intitulada «City Cuenca caminando (opción 2)» se lee ad contrario sensu: «El recorrido inicia en el Parque Abdón Calderón, en donde se podrán visitar la Catedral Vieja (1567) y la Catedral de la Inmaculada Concepción (1880)».

In errorem incido, esto constituye otra grave ignominia en contra de nuestra historia, pues la verdad histórica ha confirmado que el mismo día de la fundación castellana de Santa Ana de los Ríos de Cuenca, el Lunes Santo 12 de abril de 1557, se asignó el solar en donde se edificaría la iglesia mayor de la naciente urbe y, efectivamente, el Capitán Gil Ramírez Dávalos, Comisionado del Virrey del Perú, Don Andrés Hurtado de Mendoza, para dicha fundación, dispuso -in corpore presente- la asignación de dicho solar. De esta forma, los trabajos de construcción de tal iglesia comenzaron inmediatamente, es decir, 10 años antes de lo que señala la nueva Guía Turística de Cuenca, mientras que las excavaciones para los cimientos de la Santa Iglesia Catedral de la Inmaculada Concepción empezaron en octubre de 1885 y no en 1880 como erradamente se escribió en la Guía Turística de marras. Un año después, el 12 de diciembre de 1886, fue colocada la primera piedra del templo catedralicio y comenzaron los trabajos de su construcción.

Relata refero, inclusive, concordet cum conchensis historia, existe un documento incontrastable que prueba lo que acabo de referir. Se trata de una carta del hermano Juan Sthiele, CC.SS.RR, arquitecto de la Catedral Nueva de Cuenca, la cual está fechada el 12 de diciembre de 1886, en la que, in corpore et in anima, el benemérito redentorista cuenta que ese día se colocó la primera piedra del templo catedralicio. Me permito transcribir, ad litteram, parte de esta importante misiva dirigida a su hermano Chrisostomus Sthiele en Dachingen, Alemania: «…El día 12 de diciembre de este año 1886 se celebró con una ceremonia muy grande la bendición de la primera piedra. Nuestro excmo. Señor Obispo hizo colocar una placa de mármol al lado del altar. Esta placa lleva su nombre y el mío en conmemoración a los fundadores (autores) de esta catedral». (Traducción del Alemán, por Werner Richter).

Ad absurdum et adversas sensus comunis, en la sección intitulada «Comida Típica» se escribieron las siguientes cosas insólitas: «Las fiestas populares y religiosas cuentan con menús distintivos para cada ocasión;… en la Semana Santa la fanesca y arroz con leche, en la fiesta de Corpus Christi, los dulces de manjar y fruta».

¿De dónde han sacado estos datos terriblemente falsos? ¿Desde cuándo los cuencanos comemos arroz con leche en Semana Santa como comida típica de la morlaquía? ¿Por qué dicen que los dulces de manjar y fruta son típicos de la festividad de Corpus Christi? ¿No habrán querido decir mas bien, dulces de Corpus simplemente? ¿No es absurdo decir que los dulces de Corpus son parte del menú distintivo de esa festividad religiosa? ¿No pudisteis daros cuenta de que pertenecen a la repostería cuencana que no es lo mismo que cocina cuencana? ¿Quiénes escribieron estas temeridades?


Pero más allá de estas equivocaciones en contra de la historia y la cultura de Santa Ana de los Ríos de Cuenca, quid pro quo, los errores gramaticales, ortográficos, sintácticos y semánticos con los que se redactaron estas espeluznantes cosas denigran a nuestra incomparable lengua de Castilla y reflejan que quienes cogieron la pluma para hacer esta Guía Turística adolecen de ignorancia supina y tenebrosa en asuntos de lengua castellana.

Exempli gratia, los más graves deslices son los siguientes: en primer lugar; escribieron expresiones con inaceptables confusiones para el uso de las letras mayúsculas. Verbi gratia: «Iglesia de la Inmaculada Concepción »; «…cuya iglesia construida sobre rocas Incas…»; «…junto al Monasterio y la Iglesia de El Carmen de la Asunción …»; «… archivo Municipal de la Historia de Cuenca…»; «comida típica Cuencana»; «…todos estos elementos son parte de la identidad Azuaya»; « declaratoria de Cuenca como Patrimonio Cultural».

En segundo lugar, confundieron el uso de las tildes diacríticas y no las colocaron en sustantivos y verbos en donde su uso es obligatorio. Ad exemplum: «…le tomara aproximadamente unos 45 minutos…»; «…Posteriormente, en el siglo XV, el conquistador inca Tupac Yupanqui, tomo posición sobre el asentamiento cañari…».En tercer lugar, incurrieron en inauditas faltas de ortografía como cuando dicen: «City Cuenca, Caminando». Esta misma expresión tiene una segunda versión equivocada: «City Cuenca Caminando». Asimismo, escribieron inaceptables palabras en las siguientes frases: «…especialmente en la actual cede de la Alcaldía de Cuenca»; «… muestran el porqué de la declaratoria de Cuenca como Patrimonio Cultural»; «Esqueleotología»; «Plazoleta del Faról».

En cuarto lugar, no pudieron redactar con precisión semántica frases elementales como las siguientes: «…Turi se encuentra al sur del centro de Cuenca». O sea, ¿donde termina el Centro Histórico, en su parte meridional? ¿No habrán querido decir al sur de la ciudad? Anima nostra meminisse horret/ Nuestra alma se horroriza al recordarlo, pues la incapacidad para redactar es llevada al paroxismo y más abajo escribieron: «…para tomar un bus que lleva el nombre Turi» ¿Acaso hay un autobús que lleva el nombre Turi? ¿No hubiese sido mejor decir: «un autobús con destino a Turi»?

En la sección de créditos de la Guía Turística de Cuenca y sus alrededores aparecen los ciudadanos Xavier Montezuma, en la coordinación; mientras que Gabriela Álvarez Ríos, Fabiola Janán Piedra y Felipe Cardoso Vélez constan como autores de los textos. Es decir, estos son los personajes que han atropellado a la historia, la cultura y a la lengua de Castilla. Ergo, deberían ser sancionados por la irresponsabilidad, la negligencia y la estulticia con la que han realizado esta publicación que ofende a Santa Ana de los Ríos de Cuenca.

Est tempus concludendi cum invencibilis ignorantia in Concha/ Es hora ya de concluir con la ignorancia invencible en Cuenca. Señor burgomaestre cuencano y Señora Directora de la Fundación Municipal «Turismo para Cuenca»: no es posible que la ciudad sea objeto de atentados permanentes en contra de su historia, su lengua y su cultura en casi todas las publicaciones municipales que se editan en la urbe ¿Hasta cuándo los cuencanos y cuencanas vamos a seguir siendo objeto de engaño con este tipo de publicaciones que ofenden a nuestra inteligencia y prostituyen a la verdad histórica de una ciudad con fuerte personalidad histórica?

In terminis, sin otro particular por el momento y esperando que podáis ejercer mano dura en reivindicación de la «Atenas del Ecuador», me suscribo con respeto, mientras os hago partícipes de mis sentimientos de consideración y cortesía.

Salutem dicit cum veritas semper fidelis et copiosa gratia in Christum Regem Universorum,

DIEGO DEMETRIO ORELLANA
COMISIONADO PROVINCIAL DEL FIDEH AZUAY

Datum Concha, apud flumina Tomebamba, in Anno Sacerdotalis in memoriam CL anniversaria Dies Natalis Sancte Ioannes Maria Vianney, ex aedibus FIDEH, districti meridionalis, mensis Iulii, die quartum supra vicesimum, Anno Dominicae Incarnationis bismillesimus nonus, in sollemnitate Dies Natalis Simón Bolívar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada