lunes, 15 de marzo de 2010

¿OTRA VEZ EL MERCURIO EN CONTRA DE CUENCA?

Santa Ana de los Ríos de Cuenca, marzo 15 del año del Señor de 2010
In sollemnitate octava IV Dominica Quadragesima

Dr. Nicanor Merchán Luco
DIRECTOR DE DIARIO «EL MERCURIO»

Lcda. Dory Merchán Luco
GERENTE DE DIARIO «EL MERCURIO»

Lcdo. Ángel Vera
PERIODISTA DE DIARIO «EL MERCURIO»
Ciudad.

De mi consideración:


Hanc litteram visusus, salutem et respectum cum Historia in Concha et in mundi.

Cum animus corrigendi, me dirijo a vosotros para protestar, in honorem urbis, por algunos datos completamente errados que diario «El Mercurio» publicó el día de ayer domingo 14 de marzo, en la página 1B, en el fotorreportaje intitulado «Símbolos en puertas de la Catedral», en el cual el periodista Ángel Vera manifiesta –contra veritas- las siguientes imprecisiones, al describir la puerta falsa de la Catedral de la Inmaculada: «Puertas de la calle Sucre: Cruces en las aldabas, y sobre la superficie, relieves de los carneros, animales que se sacrificaban al Señor en tiempos de Jesús».

In honorem veritatis splendor, hemos de decir que no se trata de ningunos relieves de carneros que se sacrificaban al Señor sino de ciervos que beben agua fresca junto a copiosas fuentes que se deshacen en raudales, conjuntos perfectamente esculpidos en los flancos izquierdo y derecho de la puerta falsa de la Catedral Nueva de la urbe. Sólo hay que observar bien esos elementos de bronce del templo catedralicio de Santa Ana de los Ríos de Cuenca para advertirlo, sub specie instantis.

Por otro lado, los ciervos son animales que, en la Teología católica, han sido utilizados para señalar que, por su rapidez para correr, representan el ánimo y disposición de las almas buenas para llegar al Señor. Sicut cervus ad fontes/ Como el ciervo a las fuentes, diríamos -con más propiedad- en la bella y sempiterna lengua latina, madre nutricia de nuestra incomparable lengua de Castilla. Este es el significado real y semántico que se utilizó para que los ciervos sean esculpidos en la puerta falsa del templo catedralicio de Santa Ana de los Ríos de Cuenca, en cuyo dintel se lee: «Domus Domini o Casa del Señor». Por eso, se ha dicho desde inmemoriales tiempos, en el libro de los Salmos: «Como el ciervo, que a las fuentes de agua fresca va veloz/ los anhelos de mi alma van en pos de ti, Señor».



En el mismo texto, el Lcdo Ángel Vera escribió, adversas veritas, otra imprecisión al concluir su descripción de la puerta falsa de la Catedral de la Inmaculada: «…Arriba, relieve en piedra del Cristo Pantocrátor, Rey del Universo, junto al águila, león, hombre y toro, que según el Apocalipsis representan a los autores del Evangelio».

Si bien el águila, el león y el toro representan a los evangelistas Juan, Lucas y Marcos, es errado lo que se manifiesta en el sentido de que allí se aprecia un hombre, pues se trata de un ángel, el cual es la representación del evangelista Mateo, por lo que la interpretación del Señor Vera es advenediza por donde se la mire, además de que, ipso facto, se nota una evidente falta de observación en los elementos de nuestra Santa Iglesia Catedral para no poder distinguir bien las esculturas esculpidas en las puertas localizadas en su frontis.


Inmediatamente, el Lcdo. Ángel Vera escribe otros datos errados cuando dice ad peddem litterae: «…Las puertas de acceso tienen relieves en bronce que representan misterios del Rosario: La Anunciación del ángel a María, La visita a Isabel, El nacimiento de Jesús, La Presentación en el Templo, La Asunción de María a los cielos, La Proclamación como Reina, La sepultura de Cristo y El encuentro de María y Jesús en el camino al Calvario».

En la información inmediatamente precedente, la cual la he copiado de verbo ad verbum, se describe equívocamente a la supuesta Proclamación de María Santísima como Reina, cuando es evidente que el Señor Vera ha confundido la iconografía realizada por el gran escultor lojano Daniel Elías Palacio, autor de las puertas de la Catedral cuencana, pues se trata mas bien de la Venida del Espíritu Santo sobre el Colegio Apostólico, tercer misterio glorioso del Santo Rosario, ya que la Santísima Virgen María se encuentra junto a los apóstoles recibiendo, como lenguas de fuego, al Espíritu Divino, tal como lo relata el libro de los Hechos de los Apóstoles.

Ad contrario sensu, tampoco se trata de la Sepultura de Cristo, como dice el Señor Vera, sino del Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo, que es muy diferente. Inclusive, en la iconografía católica romana del arte universal, este hecho singular es representado como la «Piedad» y quizás, habría sido mejor decir que, en las puertas de la Catedral de la Inmaculada se encuentra una representación cuencana de la Piedad.




Ad concludendi, casi al final, Ángel Vera escribió otra confusión acerca de los evangelistas: «Sobre cada una de las puertas laterales figuran imágenes de bronce de los cuatro evangelistas: Mateo, con rostro de hombre; Juan, el águila; Marcos, el león; y Lucas, el toro».



Conviene que os haga notar que ese rostro de hombre del que habla el Señor Vera es un serafín o ángel, símbolo del evangelista San Mateo, por lo tanto, in errorem incido, es errado decir que Mateo está representado con rostro de hombre. Ex admirationem, sorprende que el periodista no pueda distinguir a un ángel, mucho más cuando se trata de un serafín, pues junto a su cabeza se hallan sus alas perfectamente distinguibles como para creer que se trata del retrato del santo evangelista. Por otro lado, es falso que Marcos se represente con un león y Lucas con un toro, ya que es al revés: San Lucas es simbolizado, en la iconografía de la Santa Madre Iglesia Católica, Apostólica y Romana, con un león de melena hirsuta; mientras que el símbolo de San Marcos es el buey.


Conviene, hic et nunc, que nos preguntemos nuevamente acriter et fideliter, lo que ya os he dicho en otras oportunidades, señores Merchán Luco: ¿Hasta cuándo diario «El Mercurio» va a continuar publicando horribles atrocidades en contra de la historia y la cultura de nuestra urbe? ¿Hasta cuándo se van a continuar escribiendo cosas absurdas cada vez que se hace un reportaje sobre la Catedral de la Inmaculada, iglesia de la que se han publicado tantas estupideces que, al momento, es el ícono de la morlaquía más prostituido en los medios de comunicación locales y nacionales?

¿Qué vais a hacer para mejorar la calidad intelectual de las notas, los artículos, los reportajes y las crónicas que se publican, diem per diem, en el principal matutino de la capital de la morlaquía? ¿Es justo que «el diario independiente de la mañana» no sea un verdadero referente intelectual de la «Atenas del Ecuador» hodie et nunc et semper?
Esperando que la presente tenga la debida acogida favorable por parte vuestra y que publiquéis una nota aclaratoria sobre estas equivocaciones, me suscribo con un cordial saludo y mis sentimientos de respeto y consideración.
Salutem dicit, veritas semper fidelis et copiosa gratia, in Iesu Pontifex sancte, innocens et impollute,



DIEGO DEMETRIO ORELLANA
COMISIONADO PROVINCIAL DEL FIDEH AZUAY

Datum Concha, apud flumina Tomebamba, in Anno Sacerdotalis in memoriam CL anniversaria Dies Natalis Sancte Ioannes Maria Vianney, ex aedibus FIDEH, districti meridionalis, mensis Martii, die XV, Anno Dominicae Incarnationis bismillesimus decimus, in sollemnitate IV Dominica Quadragessima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada