viernes, 3 de junio de 2016

LA CASA DE LA CULTURA RIOBAMBA ANTE LA EXPOSICIÓN HUARMICATURAS

Riobamba, 12 de mayo del año 2016
Oficio No. 150 CCECH
















MGS. IVÁN PETROFF
PRESIDENTE DE LA CASA DE LA CULTURA
NÚCLEO DEL AZUAY
CUENCA.

De mi consideración:


En Riobamba sentimos complacencia con el anuncio de la exposición «HUARMICATURAS por la libertad», que la artista riobambeña Vilma Vargas, distinguida miembro de la Casa de la Cultura, Núcleo del Chimborazo, realizaría en el Salón del Pueblo de la Casa de la Cultura, considerando que la valía de su obra estética merece ser difundida.


Me apena manifestar la sentida contrariedad personal e institucional, al conocer que la exposición inaugurada el pasado 4 de mayo en la ciudad de Cuenca, ha sido sorpresivamente coartada al no haberse permitido la presentación de variados elementos que integraban el total del paquete expositivo. Esta acción coercitiva cometida por la CCE del Azuay, contraría a su inicial apertura y a la permanencia práctica inclusiva de la Casa de Carrión en todo el país resulta vejatoria a la trayectoria de la artista y contradice el respeto a la creación artística, por lo que como acto de reparación al daño irrogado a Vilma Vargas, se debería al menos disponer la publicación y circulación del catálogo respectivo.


La respuesta con que la CCE de Azuay justifica medianamente el incidente de tal desafortunada censura, argumentando que los elementos excluidos de la exposición tenían carácter de panfleto político, resulta absurda y extemporánea, porque Vilma Vargas remitió oportunamente el contenido total de la muestra para su previo conocimiento y aprobación, y, sobre todo, incomprensible, por cuanto el arte es el medio legítimo y natural para representar vivencias y conflictos del entorno social y le es intrínseca su facultad de generar sobresalto. En éste, como en otros casos polémicos, habría sido suficiente explicar a la colectividad la neutralidad institucional en los temas políticos involucrados y establecer la correspondiente responsabilidad de la autora de los trabajos expuestos.



Temerario e inoportuno este concreto proceder de la Casa de la Cultura, Núcleo del Azuay, en el contexto de nuestra lucha en defensa de la autonomía institucional que planteamos se respete en el proyecto de la nueva Ley de Cultura, explicando que nuestra autonomía es la garantía indispensable para proteger institucionalmente la libertad de creación, pensamiento y expresión de intelectuales y artistas ante posibles injerencias de los gobiernos de turno. Con la censura –aún siendo parcial- a la exposición de Vilma Vargas, contradictoriamente estamos demostrando que «nuestra tan proclamada y celosamente  defendida autonomía es vulnerada internamente» ¿por temor? ¿por cierta embozada afinidad con determinada línea política?



Resulta lamentable, pero es dolorosa verdad que varios intelectuales y artistas –nuestros aliados naturales- con voces airadas manifiestan su repudio al ex abrupto de la mentada censura, situación que indudablemente menoscaba la validez de varias aspiraciones que la CCE propone en la nueva Ley de Cultura.

Ojalá nos quede tiempo para la enmienda

Atentamente,












Ing. Guillermo Montoya M.
PRESIDENTE DE LA CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA «BENJAMÍN CARRIÓN»,
NÚCLEO DEL CHIMBORAZO.

C.C. Escritor Raúl Pérez Torres

PRESIDENTE NACIONAL CCE



OPINIONES CIUDADANAS



Cuerpo del mensaje

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada