martes, 24 de diciembre de 2013

COLEGIO «BENIGNO MALO»: SESQUICENTENARIO Y ERRORES HISTÓRICOS


Santa Ana de los Ríos de Cuenca, diciembre 22 del año 2013
In vesperas Nativitate Domini, AD MMXIII

Lcda. Laura Serrano
Rectora del colegio nacional «Benigno Malo»

Sr. Washington Ñoroña
Directiva de ex alumnos del colegio «Benigno Malo»

Dr. Nicanor Merchán Luco
Director de diario «El Mercurio»

Lcda. Dory Merchán Luco
Gerente de diario «El Mercurio»
Ciudad.

De mi consideración:

«VERITAS ANTE OMNIA VISIBILIS EST»


Como muy bien sabéis, el colegio nacional «Benigno Malo» celebra, en enero del año 2014, el sesquicentenario de su fundación. Con este motivo abrióse una página web dedicada a esta conmemoración y la crónica periodística que da cuenta de este particular contiene varios deslices que contravienen a la verdad y deberíanse considerar por parte vuestra, a fin de enmendar las imprecisiones que empañan a la historia de este colegio secundario de la capital de la morlaquía.

Ad exemplum, en la nota informativa que, al respecto, publicóse en diario «El Mercurio» de esta ciudad, así como en la cuenta de Facebook del colegio nacional «Benigno Malo» hállanse algunas equivocaciones que débense corregir en aras de la verdad histórica de esta epónima institución secundaria de Cuenca. In honorem veritas, los graves errores históricos son los siguientes:

Terrible error gramatical con la lengua latina

PARS PRIMA. En el sitio de Facebook del Benigno Malo encuéntrase una imagen iconográfica del sesquicentenario de la institución secundaria, en la que escribióse una frase latina mal estructurada, con la que, al parecer, preténdese indicar que el colegio cumple 150 años.
Ad effectum videndi, dicha expresión latina dice in scriptis et de verbo ad verbum: «150 annis historiae et gloriam benignista». Según colúmbrase, lo que pretendióse decir con esta oración gramatical es: «150 años de historia y gloria benignista». No obstante, la correcta expresión que debióse escribir en la lengua latina es: «CL Annis Benignistae gloriae et historiae», puesto que el adjetivo «benignista», en Latín deberíase colocar antes de los sustantivos «historia» y «gloria», a fin de formar apropiadamente la declinación genitiva de dicha expresión latina, por lo que la frase colocada en el sitio web del colegio «Benigno Malo» no está correctamente traducida en este sempiterno idioma clásico, toda vez que hay un error de concordancia así como graves equivocaciones gramaticales, y el texto no es perfectamente entendible para los conocedores de la lengua latina, madre nutricia de nuestra maravillosa lengua de Castilla.

Flor María Salazar viuda de Tenorio

ALTERA PARS. La nota de diario «El Mercurio» dice ad peddem litterae en la página 5A de la edición del pasado 18 de octubre: «'La Universidad de Cuenca es hija del colegio Benigno Malo', dijo en su discurso, Flor María Salazar, una de las primeras alumnas que se formó en el establecimiento; lo expuso con tal claridad, en la presentación de la página web de ex alumnos del plantel: www.benignistas.com».
Sibi tamen/ Sin embargo, lo dicho por Flor María Salazar viuda de Tenorio no es cierto, pues el Benigno Malo fue fundado en enero del año del Señor de 1864 como colegio nacional «San Luis», por el Dr. Juan Bautista Vázquez -eminente educador azuayo que tuvo la visionaria idea de crear en Cuenca un colegio secundario-,  y el hecho no puede considerarse, de ninguna manera, como el origen o precedente de la Universidad de Cuenca, fundada en 1867, en un contexto de circunstancias diversas en el que participó también el ilustre azuayo, sin que para él su colegio nacional hubiese sido el antecedente de la existencia del alma mater cuencana.

Flor María Salazar viuda de Tenorio

PARS TERTIA. La nota de prensa da cuenta de otro yerro grave de la señora doña Salazar viuda de Tenorio cuando dícese, in scriptis, que: «...En su improvisado discurso, Salazar presentó razones contundentes por las cuales el Benigno Malo es un referente del desarrollo social, económico, cultural, educativo de la ciudad y región. De la lucidez de Flor María se conoció que el colegio Benigno Malo es el segundo establecimiento secundario más antiguo del Ecuador, después del Bernardo Valdivieso de Loja, que graduó a Matilde Hidalgo, primera mujer bachiller y la primera que alcanzó el doctorado en el país».

Las aseveraciones de Flor María Salazar viuda de Tenorio son de veras falsas cuando la verdad histórica nos confirma, cum clara lux, que el colegio «Benigno Malo» no es el segundo establecimiento secundario más antiguo del Ecuador, después del Bernardo Valdivieso de Loja, ya que antes de la existencia institucional del Benigno Malo ya habíanse creado cuatro instituciones secundarias en nuestro país, a saber: el propio colegio «Bernardo Valdivieso» de Loja, en 1828; el colegio «San Felipe» de Riobamba, en 1836; el colegio «Vicente Rocafuerte» de Guayaquil, en 1841; el colegio «San Gabriel» de Quito, en 1862; por lo que, in stricta veritas, el «Benigno Malo», al haberse fundado en 1864, viene a ser el quinto colegio secundario más antiguo de la república y no el segundo, como equívocamente ha señalado la señora viuda de Tenorio, cuya lucidez no parece estar nada bien a su avanzada edad, ya que -en su improvisado discurso- la singular catedrática ha proferido graves infamias a la historia del colegio nacional «Benigno Malo», del que dícese ser su primera ex alumna mujer.

Sófocles decía, en boca de Creonte, en la famosa obra Edipo Rey: «De lo que no sé o no estoy seguro, callar prefiero» y esta famosa admonición del ilustre filósofo de la Grecia clásica debería ser memorizada, sub specie aeternitatis, por la doctora Flor María Salazar viuda de Tenorio, cada vez que improvise sus discursos y aborde asuntos históricos concordet veritas et sapientia.


Brígida San Martín


PARS QUARTA. En la crónica de diario «El Mercurio» agrégase luego un texto abstruso, pletórico de errores que no débense tolerar, de autoría de la periodista Brígida San Martín, quien una vez más atropella a la verdad histórica debido a su negligencia investigativa, hecho que -según se sabe- ha sido causa para que los directivos de diario «El Mercurio» le hayan despedido de la página de cultura para encargarle la sección empresarial del diario.

La despistada periodista, con una redacción farragosa y confusa, manifiesta de verbo ad verbum: «
La historia dice que el Benigno Malo, fue creado en 1858 con el nombre de colegio San Gregorio, inaugurado a las 10:00 del 30 de enero de 1864, en un local prestado por los Padres Dominicos, de la orden Jesuita; bautizado en 1870 con el nombre de San Luis, los hermanos jesuitas se encargaron de la dirección, enseñanza secundaria y superior; para finalmente quedarse como Benigno Malo en 1910».

Ad absurdum, este texto lleva implícito confusas declaraciones que rayan en el absurdo y complican el claro entendimiento de los lectores, mientras infaman a la historia del Benigno Malo. Así entonces, si recién cumpliránse 150 años de fundación institucional el mes próximo, debemos colegir que el colegio fue creado en enero de 1864 y no en 1858, ya que si así fuere la institución estaría por cumplir 156 años y no estaríais vosotros por celebrar el sesquicentenario para el que os habéis preparado con tanta dedicación y esmero.


Por otro lado, si bien el Benigno Malo nació en un local contiguo al convento de Santo Domingo de la ciudad de Cuenca, no es cierto que el colegio haya nacido con el nombre de San Gregorio en un local prestado por los padres dominicos, de la orden jesuita, pues ni el centro educativo ha llevado tal nombre ni los dominicanos son de la orden jesuita. Así, en esta afirmación absurda, la negligente comunicadora social confunde a dos instituciones diversas, del clero regular, en la Iglesia Católica. Conviene aclarar entonces que los padres dominicos pertenecen a la Orden de Predicadores, fundada por Santo Domingo de Guzmán en 1216, y nada tienen que ver con la orden jesuita, que es la Compañía de Jesús, fundada por San Ignacio de Loyola en 1540, siendo sus miembros los padres jesuitas y nunca los hermanos jesuitas.

Gabriel García Moreno

 Asimismo, es falso que el colegio «Benigno Malo» haya sido bautizado en 1870 con el nombre de San Luis. La verdad histórica señala que en 1869, un año antes, el colegio nacional -que ya llamábase San Luis- fue encargado, por el presidente Gabriel García Moreno, a los padres jesuitas, quienes lo regentaron hasta el año de 1876, siendo el P. Miguel Franco, S.J., por aquellos años, el rector jesuita del establecimiento secundario.
Benigno Malo Valdivieso


PARS QUINTA. En la crónica de prensa de diario El Mercurio, luego de indicar que desde 1910 el colegio llamóse Benigno Malo, San Martín consigna más cosas absurdas al escribir ad litteram: «En ese entonces, el Consejo General de Instrucción Pública, resolvió que el plantel se llame Benigno Malo, en honor al destacado orador, jurisconsulto, diplomático y ministro de Estado. Desde su inicio, el colegio mantuvo facultades universitarias, por eso, cuando en 1887 se formó la Corporación Universitaria del Azuay, los estudiantes de esta área llamaron al centro educativo su alma máter».

Al respecto hemos de señalar, in stricta iustitia, que si bien desde el año 1910 el colegio cambió su nombre primigenio de San Luis por Benigno Malo, no es verdad que desde su inicio la institución educativa mantuvo facultades universitarias y esta aseveración constituye el absurdo más absurdo que puédese decir frente a un centro de formación secundaria, que por su propia naturaleza no podría tener jamás facultades universitarias, mientras la Corporación Universitaria del Azuay no fue fundada en 1887 sino en 1867, 20 años antes, justamente cuando creóse el centro universitario par excellence de la capital de la morlaquía.



Deducir, a priori, que los estudiantes de esta área llamaron al centro educativo su alma mater es manifestar una verdad de perogrullo, a la vez que la Universidad de Cuenca no fue llamada así porque los estudiantes del entonces colegio San Luis así lo decidieron sino porque, in essentia, ese es el nombre histórico con el que nos referimos a todos los institutos de educación superior in historia mundi, aquí en Cuenca o en cualquier lugar del planeta, si bien por tradición este apelativo ha sido propio de la Universidad de Cuenca a lo largo de su historia, in Concha, apud flumina Tomebamba.


AD CONCLUDENDI. Por todas las cosas precedentemente señaladas débese columbrar que la nota periodística que preanuncia las celebraciones del sesquicentenario del colegio nacional «Benigno Malo», en nada aporta a un mejor conocimiento de su historia, gracias a las graves equivocaciones de Flor María Salazar viuda de Tenorio y Brígida San Martín, por lo que muy bien deberíase publicar una nota aclaratoria que, ex integro, enmiende ipso facto tan terribles yerros y precautele la gloriosa historia benignista que débese escribir de manera fidedigna ante una conmemoración histórica de tanta trascendencia.

Sin otro particular por el momento, suscribo de ustedes con un cordial saludo, mientras aclaro, motu proprio, que mi intención es defender a la verdad y llamar la atención para que cuando se vayan a publicar datos históricos, los mismos sean verificados previamente, a fin de no desinformar a los lectores, que son las víctimas de las falacias que irresponsablemente se consignan con artículos periodísticos mal elaborados en nuestro medio.

Diego Demetrio Orellana


Datum Concha, super flumina Tomebamba, mensis decembris, die XXII, currentis Anno Dominicae Incarnationis MMXIII, in vesperas sollemnitate Nativitate Domini.
******************************************************************

OPINIONES CIUDADANAS

DE: Oswaldo Páez Barrera
PARA: DIEGO DEMETRIO ORELLANA
ASUNTO: COLEGIO «BENIGNO MALO»: SESQUICENTENARIO Y ERRORES HISTÓRICOS

Gracias Diego por esas precisiones tan oportunas para mi querido colegio BM en donde me festiné la adolescencia en un clima de libertad que hoy ya no existe para los chicos. Que tengas una linda Navidad con los tuyos y que el 2014 sea pródigo en satisfacciones.

Saludos, 

Oswaldo
  • Washington Noroña Gracias por el importante aporte y el interés de mantener la historia como es. Inmediatamente que me integre al trabajo solucionaremos estos errores y horrores cometidos. Como educadores estamos en la tarea de crecer con la verdad y siempre gustosos de sus aportes. Les invito de la manera más cordial a que nos ayuden desde sus conocimientos, en todos nuestros proyectos por los 150 años de vida del colegio «Benigno Malo». Un fuerte y agradecido abrazo.
  • Diego Fernández Cedillo · Amigos de Cientocincuenta Años Del Benigno Malo
    Si ambos artículos sobre el Benigno Malo no han sido corroborados con fuentes históricas no tiene caso dar por cierto el artículo de Diario El Mercurio. El libro de oro del Colegio, que está en la biblioteca del Benigno Malo, podría ser una referencia para aclarar dudas!!
  • Victor Espinoza Encalada Es una tarea que impone la objetividad y la verdad.
  • Fideh Cuenca Derechos Humanos Efectivamente, Diego Fernández Cedillo, el LIBRO DE ORO del ColegioBenigno Malo, editado en 1964 es una fuente de verdad para demostrar que la historia del colegio ha sido alterada en diario El Mercurio. En esa obra, en ninguna parte se dicen las barbaridades que se han escrito en el diario independiente de la mañana. 

    DR. PATRICIO RODAS NAREA
    MATRÍCULA 900 CAA
    ABOGADO DEL FIDEH
  • Cientocincuenta Años Del Benigno Malo Desconocemos a qué se refiere, cuando afirma que en esta página se ha borrado un enlace referente a su publicación realizada el día 25 de diciembre, ya que la misma se encuentra todavía publicada en nuestro muro con el respectivo enlace a su blog. Queremos comentarle que esta es una página informativa de las actividades que va realizando el Directorio de Ex Alumnos, sin embargo, se están realizando las gestiones respectivas con las instancias correspondientes, para realizar las aclaraciones pertinentes con respecto al tema.En caso de necesitar mayor información solicitamos nos deje por interno su número de celular para estar en contacto.

    ATT.
    Eco. Fabián Cerna C.
    Tesorero del Directorio de Ex Alumnos

2 comentarios:

  1. exelente y bien documentada aclaracion, gracias, la historia correcta ennoblece mas a nuestro querido colegio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted, Andrés Torres, por apreciar esta crítica realizada in honorem veritas.

      LAUS DEO

      DIEGO DEMETRIO ORELLANA
      AD INITIUM NOVO ANNO MMXIV

      Eliminar