domingo, 19 de junio de 2011

GUALACEO: «PATRIMONIO CULTURAL DEL ECUADOR»



La Universidad «Alfredo Pérez Guerrero», extensión de Gualaceo, entrega a la comunidad un libro que ha sido pensado para concientizar a todos los habitantes de dicho cantón azuayo acerca de la importancia de los valores culturales de un pueblo que ha constituido siempre, ab eterno, un relicario de belleza y tradición.


Este libro testimonial se perfila como un aporte bibliográfico que registra, ad perpetuam rei memoriam, los más importantes aspectos del patrimonio cultural de Gualaceo, pues cuenta con más de 160 fotografías de talentosos artistas, las cuales se despliegan en 116 páginas para mostrar, ad effectum videndi, tanto el patrimonio tangible cuanto el intangible de esta ciudad que posee un Centro Histórico digno de preservación, así como valores y expresiones culturales en los que se refleja categóricamente la intangibilidad de su patrimonio.

Vitral de Guillermo Larrazábal en la iglesia matriz de Gualaceo


La obra se intitula «Patrimonio Cultural de Gualaceo» y es de autoría del escritor cuencano Diego Demetrio Orellana. Se trata de un trabajo investigativo que ha sido preparado, ex profeso, como un homenaje a la urbe sempiterna, pletórica de valores culturales y rasgos singulares de identidad, por los que el Gobierno ecuatoriano la reconoció como «Patrimonio Cultural del Ecuador», el 31 de diciembre del año del Señor de 2002.

Parque «10 de Agosto» e iglesia matriz de Gualaceo

La declaratoria antedicha es de fundamental importancia para los ciudadanos que habitan esta región geográfica ecuatoriana, pues es menester que día a día se desarrolle la conciencia de que Gualaceo es un sitio en el que su belleza natural y los representativos valores culturales que exhibe, in saecula saeculorum, han forjado obras que lo hacen distinguido frente a otros pueblos, siendo imperativo que las mismas se conserven para el bienestar de todos los habitantes del cantón, del país y del mundo.


De esta forma, la obra invita a acrecentar la concientización de los gualaceños para proteger sus tesoros patrimoniales y sus especiales tradiciones y costumbres, por las que la capital del cantón constituye un sitio de privilegiado interés histórico y cultural. Sólo así podrán, in honorem urbis, amar y conservar el legado histórico de Gualaceo como un bien que pertenece a toda la comunidad local, nacional y mundial.


Río Santa Bárbara


Es de todos conocido que a Gualaceo se lo conoce desde siempre como el «Jardín Azuayo». Este bello lema se encuentra escrito por vez primera en las referencias de Joaquín de Merizalde y Santisteban, en el año del Señor de 1765, lo que prueba que esta ciudad ha significado un sitio que ostenta, nunc et semper, todo el tiempo, pródigas bellezas naturales y magníficas expresiones culturales, que la han convertido en un pueblo con una destacada personalidad e identidad.

De esta manera, los valores culturales por los que la urbe se ufana son preponderantes y merecen, por parte de la ciudadanía, ser conocidos y apreciados, a fin de resguardarlos como tesoros por los que la ciudad cuenta con una sólida presencia en la nación.

Vista de Gualaceo, «Patrimonio Cultural del Ecuador»



PATRIMONIO CULTURAL


Prima facie, entendemos como Patrimonio Cultural a todo el conjunto de monumentos y sitios de la urbe, así como a las costumbres y tradiciones que deben conservarse como testimonio de la fuerte personalidad histórica de un pueblo. Mas, este patrimonio se clasifica en dos grandes grupos: Patrimonio Cultural Tangible, en el que se han de considerar a los bienes creados por las manos de los ciudadanos, entre los que cabe resaltar a las edificaciones arquitectónicas dignas de conservación, y el Patrimonio Cultural Intangible que agrupa a las manifestaciones de la cultura y que, en el caso de Gualaceo, se manifiesta en sólidas tradiciones y fiestas, así como costumbres, música, artes plásticas, gastronomía, folclore, danzas populares, etc.


El acueducto, muro de Chacapamba


Para la declaratoria del Centro Histórico de Santiago de Gualaceo como «Patrimonio Cultural del Ecuador» se ha considerado que la urbe consolida un espacio en el que se muestran importantes edificaciones unificadas con una naturaleza de excepcional valor y un grupo humano, propietario de vigorosas tradiciones culturales que otorgan una fuerte identidad a la comunidad en su conjunto.


Palma Paragüilla, en el parque «10 de Agosto»



PROTEGER EL PATRIMONIO CULTURAL


Con todas las consideraciones precedentes, es conveniente que los habitantes del «Jardín Azuayo» actúen siempre en defensa de sus bienes patrimoniales, pro Patria et Deo, desarrollando hábitos y comportamientos de ciudadanos que viven conscientes de que sólo siendo conocida una urbe cualquiera puede ser amada con ejemplar espíritu cívico.


Palma Nacional o Coco negro de los Andes, Gualaceo


En el Centro Histórico de Santiago de Gualaceo existen varias edificaciones catalogadas como bienes patrimoniales arquitectónicos, entre las cuales se encuentran, exceptis, excipiendis, la iglesia matriz y docenas de casas particulares y edificaciones públicas de gran valor artístico y cultural.


Carnaval, patrimonio intangible de Gualaceo

A la vez, muchas obras de arte en esculturas, tallas, pintura, orfebrería, libros, documentos y otros objetos que tienen relación con los diversos períodos de la Historia son bienes patrimoniales que requieren ser preservados, a fortiori, y se encuentran localizados en templos, instituciones públicas como la Municipalidad y ciertos edificios privados.


Tejedora de paja toquilla, Gualaceo - Ecuador

Además, las artesanías, en la rama de los textiles, configuran un hecho singular del patrimonio cultural de Gualaceo, pues los bordados y el tejido de la macana, con la técnica del ikat, han sido peculiares muestras de identidad de este pueblo, mientras que hasta hace poco, las chompas de lana de borrego que se fabricaban por hábiles artesanas de la zona gustaban a todo aquel que llegaba a estos parajes.



Puerta de la iglesia matriz de Gualaceo

Las artesanías, por lo tanto, debido a que constituyen objetos creados por la mano del hombre, han logrado que este pueblo se caracterice por la habilidad natural de sus habitantes para las artes manuales ora en la ebanistería, la joyería, los bordados y tejidos, el calzado y otras especiales y curiosas expresiones que llaman la atención de propios y extraños.

Óleo de la artista gualaceña: Sor Magdalena de la Cruz Cabrera Arízaga, O.P.

Aunque en las Artes no existen nombres relevantes de destacados artífices en Gualaceo, existen algunas obras que han permanecido como vivo testimonio de que este pueblo ha dado importantes personajes que han cultivado las artes plásticas con admirable talento. Es el caso de la hermana Magdalena de la Cruz Cabrera Arízaga, una relevante pintora academicista que dejó muchas obras en los conventos de las madres dominicas en el Ecuador y en España, en donde esta hija de Gualaceo murió, en el año 2002.

El óleo que ilustra esta nota fue realizado en 1947 y reposa en la Casa de Ejercicios de Machángara de Cuenca, de las madres dominicanas, pues Sor Magdalena de la Cruz Cabrera fue en aquella época la rectora del colegio «Rosa de Jesús Cordero» y estando en tal función pintó el esplendoroso óleo que refleja su talento.



Bordadora de la técnica del ikat, Gualaceo

Una de las cosas por las que Gualaceo es un pueblo tan reconocido en la patria es por la ancestral habilidad de sus habitantes para tejer con la técnica del ikat, con la cual se han fabricado centenariamente las legendarias macanas que son todavía hoy un signo distinguido de las artesanías de la región.


Cerro Fasayñán, monte sagrado de los Cañaris, desde Gualaceo.

INDELEBLES SEÑAS DE IDENTIDAD

La ciudad está emplazada en un lugar que fue, ab aeterno, asiento de los cañaris, por lo que el período prehispánico de Gualaceo es un inexorable punto de partida para la consideración de su patrimonio cultural. Así, relata refero, es pertinente conocer los innumerables aspectos de la cultura cañari reflejada en varias de las toponimias del cantón, con pueblos cuyos nombres demuestran aún hoy su inmortal presencia y entre los cuales cabe mencionar a Kuzhin, Toctesi, Nallig, Cafzha, Bullcay, Gulag, Jadán, Callasay, Zharbán, Zhidmad, Yucacay, Payguara, Dotaxi, Sondéleg, Llinti, Sértag, Laguán, Callasay, Shiquil, Shaurinshi, Bucarhuarte, Chordeleg, etc.


Con el debido conocimiento de la importancia de la cultura cañari en la formación del pueblo de Gualaceo podremos contar con los elementos de juicio que nos permitan definir mejor a esta ciudad patrimonial mil veces querida.

TRADICIONES Y COSTUMBRES

Pero Gualaceo posee también una serie de tradiciones que delinean su identidad como una urbe con seria personalidad y que se manifiestan en múltiples expresiones culturales de reconocida valía y trayectoria. Entre ellas están, exempli gratia, el Pase del Niño, el 24 de diciembre de cada año; las celebraciones del Carnaval, con su tradicional juego con agua, su exuberante comida y música; las fiestas de cantonización, el 25 de junio, y las festividades del patrón Santiago, el 25 de julio de cada año. Además, Gualaceo es un pueblo religioso y las peculiares celebraciones de Semana Santa, con la elaboración de la fanesca, junto a la celebración del Corpus Christi son, asimismo, a fortiori, tradiciones pertenecientes al patrimonio intangible de la urbe.

Danza de los dunduchiles, en la fiesta de San Miguel Arcángel, Gualaceo, Ecuador.

Son bienes intangibles igualmente, la música, tanto académica como popular, el folclore, las danzas populares, los ritos y costumbres religiosas, los mitos, tradiciones y leyendas, así como los dichos y coplas que forman parte de la tradición oral de nuestro pueblo.

Entre estas manifestaciones cabe destacar a la llamada danza de los dunduchiles, la cual está casi desaparecida y es una de las más antiguas tradiciones culturales que muestran a Gualaceo como un sitio en donde el patrimonio intangible le ha conferido una destacada personalidad e identidad.


La religiosidad del pueblo de Gualaceo es parte de su patrimonio intangible

Entre las manifestaciones del patrimonio cultural intangible de Gualaceo, la religiosidad popular representa un elemento que ha permitido que la urbe desarrolle una serie de tradiciones culturales que son parte del patrimonio cultural y que se reflejan en las celebraciones de las fiestas populares y religiosas de la Navidad, el Carnaval, la Semana Santa, la Fiesta del Apóstol Santiago, el día de difuntos y otras celebraciones de marcada influencia cultural.

En este contexto, la gastronomía ocupa un puesto preeminente, ad exemplum, caracterizada por especiales platos típicos en donde se distinguen preparaciones originales, junto a una sui generis repostería integrada en un contexto que conjuga una esplendorosa riqueza patrimonial que no ha desaparecido, a pesar de la globalización y la fuerte migración que ha experimentado la comunidad gualaceña a través de los años.



Imagen del Patrón Santiago, Gualaceo - Ecuador

CLXXXVII ANIVERSARIO DE CANTONIZACIÓN

Por todo ello, se puede afirmar que existe una obligación elemental en todos los habitantes de la urbe para seguir manteniendo y fomentando las diversas expresiones de su patrimonio cultural; ergo, se espera que todos cuantos puedan conocer esta obra, la misma que es también una edición bilingüe en Castellano e Inglés, se sientan complacidos por esos rasgos peculiarísimos por los que Gualaceo se define como un pueblo de personalidad propia, altivo, digno, original y auténtico, para gloria de la patria ecuatoriana.



Vista del río Santa Bárbara, desde Chacapamba

La publicación se entrega a la comunidad con motivo de la celebración del centésimo octogésimo séptimo aniversario de cantonización de Gualaceo y la Universidad «Alfredo Pérez Guerrero», extensión de Gualaceo, espera que este aporte bibliográfico contribuya, de manera efectiva, para que la defensa del patrimonio de este valioso pueblo sea siempre un deber cívico de todos los ciudadanos y habitantes de una urbe dueña de un rico acervo que está al servicio de todo el género humano, pro mundi beneficio.

Diego Demetrio Orellana


Datum Concha, apud flumina Tomebamba, mensis Iunii, die IX, reparate salute Anno Dominicae Incarnationis MMXI, in sollemnitate Dominica Sancta Trinitas unus Deus.

2 comentarios:

  1. MARIBEL SILVA CARRASCO OP.jueves, junio 23, 2011 8:29:00 p. m.

    HAGO LLEGAR MIS FELICITACIONES POR TAN MARAVILLOSA OBRA, SOLAMENTE QUIENES SON CAPACES DE VER MÀS ALLÀ DE EVIDENTE PUEDEN TOCAR EL ESPÌRITU CON SU MANO.
    DIOS DADOR DE TODO BIEN CONTINÙE BANDICIENDO SU CAPACIDAD INTELECTUAL Y ESPIRITUAL.
    MARIBEL SILVA CARRASCO OP.

    ResponderEliminar
  2. Santa Ana de los Ríos de Cuenca, junio 25 del año del Señor de 2011
    In vesperas Dominica Corpus Christi

    Reverenda Hermana
    Maribel Silva Carrasco, OP
    Rectora del colegio «Santo Domingo de Guzmán»
    Gualaceo.

    De mi consideración:

    «PAX CHRISTI»

    Le agradezco, ex toto corde, por sus amables comentarios en el blog CRÍTICA Y OPINIÓN CULTURAL, en relación al libro «Patrimonio Cultural de Gualaceo», de mi autoría.

    Un saludo cordial in Iesu, Pontifex fidelis et misericors, quien, con su infinita misericordia habrá de perdonar a los directivos de la Universidad «Alfredo Pérez Guerrero», Extensión de Gualaceo, por el papelón que hicieron la noche del pasado día miércoles, en vísperas de Corpus Christi, ante la comunidad gualaceña que testimonió, in corpore presente, tamaño acto reñido con la ética.

    DIEGO DEMETRIO ORELLANA
    IN VESPERAS DOMINICA CORPUS CHRISTI, AD MMXI

    ResponderEliminar