sábado, 1 de enero de 2011

ENERO

El dios Jano, en cuyo honor nació enero

*

En el calendario gregoriano es el primer mes del año y tiene 31 días. Su nombre viene de la bella, culta y sempiterna lengua latina, en la cual se lo identifica como IANUARIUS. Esta palabra deriva del dios romano Janus o Jano, en Castellano, y a él estaba consagrado el primer mes del año.


Paisaje de enero en Europa

*

Jano es el dios del tiempo en la mitología romana y los ciudadanos de la Roma imperial lo invocaban cada día, por la mañana, motivo por el cual se lo llamaba también «Matutinus pater» o «Padre de la mañana». Se lo representaba como un sol pintado con dos rostros.

En la sabiduría popular, como acontece con todos los meses del año, nuestros antepasados patentaron ciertos dichos sobre enero, basados en sus vivencias y el clima. Sin embargo, los vaticinios atmosféricos de enero son caprichosos y gratuitos, como forzosamente han de serlo, ya que no se fundan en la ciencia y la experiencia nos enseña siempre muy poco en materia de suyo tan oscura.


El dios Jano en una antigua moneda

*

Los antiguos creían, por ejemplo, que los 12 primeros días del mes eran fundamentales para determinar cómo habría de ser el clima de cada uno de los meses del año. Según esta creencia, se pensaba hipotéticamente que si el primero de enero era brumoso y llovía, enero habría de ser lluvioso; si el día 2 era mitad soleado, mitad lluvioso, febrero habría de ser un mes equilibrado con sol y lluvias; si el 3 era tormentoso, marzo sería mes de invierno; si el 4 era de lluvia copiosa, abril tendría abundante agua; si el 5 era soleado, mayo sería mes de estío y así sucesivamente hasta el día 12.


El dios Jano
*

La deducción podría parecer supersticiosa; sin embargo, los viejos habitantes de la morlaquía confiaban en que el pronóstico no fallaba, pues el clima era regular en aquellos tiempos, sin los cambios climáticos hoy producidos por la afectación de la capa de ozono.

Pater matutinus o Jano

*

Los dichos populares relacionados con el mes de enero no son variados y en nuestra cultura popular se patentaron muy pocos. Nuestras abuelas nos decían con frecuencia, por ejemplo:

«No hay luna como la de enero, ni el amor como el primero»

«Si hiela bien por enero, llueve poco por febrero»

«Enero, frío o templado, pásalo arropado»


Janius

*

Mas, al contrario, en España, en la lengua de Castilla se produjeron variadas expresiones que se encuentran relacionadas con el santoral y el clima de enero, siempre frío, debido a que es el segundo mes del invierno europeo. Algunas de ellas se han traspasado a la América Latina si mayores problemas:

«Enero es el mes primero; si viene frío es buen caballero»

«Pan de ayer, carne de hoy vino de antaño, salud para todo el año»

«En enero no hay galgo lebrero, ni buen carretero»

«Por los Reyes, el día y el frío crecen»


Cuenca - Ecuador

*

«En enero, bufanda, capa y sombrero»

«Por enero, vale más una capa que un sombrero»

«San Antón, viejo y tristón, mete a los viejos en un rincón»

«Por enero florece el romero»

«Enero caliente, el diablo trae en el vientre»



Río Tomebamba, Cuenca - Ecuador
*


DIEGO DEMETRIO ORELLANA

In Concha, apud flumina Tomebamba, ad initium novo Anno Domini bismillesimus decimus ac primus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada